El Camino de Santiago ya tiene wifi

Las nuevas tecnologías siguen implantándose de manera más eficaz y rápida en los últimos meses. Ya no basta con estar conectado en casa, en las principales calles de numerosas localidades, sino que se puede hacer en el lugar más recóndito del mundo. Y El Camino de Santiago no podía verse privado de ello. Por ello Weber Comunicaciones acaba de cerrar un patrocinio con la Consejería de Cultura y Turismo para que los peregrinos puedan acceder a internet desde distintos puntos del recorrido del Camino Francés a su paso por Castilla y León. De momento, son 62 los puntos entre albergues, restaurantes y hoteles, pero el reto es el de «alcanzar los 220», según indica el delegado de esta empresa en Castilla y León, Juan Carlos Rodríguez, en un intento en el que todas las localidades por las que discurre este Camino cuenten con un punto de conexión. «Queremos que en cada población haya uno público y otro privado».

La repercusión en estos primeros cuatro meses de andadura, no puede ser más esperanzadora. Más de 25.000 conexiones, que a buen seguro se multiplicarán en los próximos meses, gracias al patrocinio de la Junta de Castilla y León que hará que la conexión para el peregrino sea de forma gratuita.

El trabajo ha sido inmenso, destaca Juan Carlos Rodríguez, un año y medio de duro trabajo para hacer llegar el producto a distintas instituciones públicas, albergues y hostelería, así como también a las diócesis, tras una travesía con encuestas individuales para conocer la demanda de los peregrinos. En un primer momento, ayuntamientos y diputaciones dieron una negativa a la empresa, «por motivos económicos», por lo que hubo que buscar otros caminos como las asociaciones vinculadas a la ruta peregrina y ahí han llegado los primeros resultados que se ha rubricado en los últimos días con el visto bueno de la Consejería de Cultura.

«Lo que ofrecemos en un portal de acceso seguro y que se encuentre adaptado a las necesidades del Camino, y donde se puede encontrar información de interés necesaria en cada etapa y en los doce idiomas más utilizados por los más de 200.000 peregrinos que hacen este recorrido al año», señala Rodríguez.

Con el patrocinio de la Junta se incorporarán contenidos de interés cultural vinculados a Castilla y León así como una serie de propuestas interesantes, a las que se irán sumando cada mes nuevas aplicaciones. Una de ellas será la «Compostelana Digital», basada en un pin que se recogerá en cada albergue del Camino y que podrá sustituir a los tradicionales sellos que deben atesorar los peregrinos a su llegada a Santiago de Compostela.

El objetivo de Weber Comunicaciones no se para únicamente en el Camino Francés, sino que busca implantarse en todas las rutas santas que conducen a Santiago. Ahora se está trabajando en la de la Costa o del Norte, que toca a ocho pueblos de la provincia de Burgos, y un próximo paso será incorporar la conexión wifi a la Ruta de la Plata, a su paso por Castilla y León.

De momento, la Junta es el único Gobierno autonómico que se ha sumado a esta iniciativa, beneficiaria para el peregrino.