El PSOE apoya, con su abstención, las cuentas de la Diputación de Salamanca para este año

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias
El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias

El Partido Socialista, con su abstención, dio luz verde a los presupuestos de la Diputación de Salamanca para este año. La portavoz del PSOE en la institución, Carmen García, indicó que su «apoyo» viene dado por el entendimiento del «mensaje de cambio» dado por los ciudadanos tras las últimas eleccciones en el que exigen «participación, diálogo y consenso», y que, por ello, estuvieron dispuestos a «negociar y llegar a un acuerdo con el Partido Popular», algo que, afirmó, no les «avergonzará».

De esta manera, el presupuesto de la Diputación de Salamanca para el año 2016 fue aprobado con el voto a favor de los trece diputados populares, el contrario de los representantes de Ciudadanos y Ganemos Salamanca y la abstención de los nueve diputados socialistas, que a cambio obtuvieron el respaldo popular para dos de sus diez enmiendas presentadas, las referidas a la ampliación de la partida destinada a la reparación de los caminos vecinales, que pasó de 500.000 a 700.000 euros, y al plan de adecentamiento de cauces.

Además, también obtuvieron el compromiso del gobierno provincial popular de incluir en el próximo Plan de Carreteras, un plan de señalización que se ejacutará conforme a la planificación de los técnicos de Fomento de la Diputación, un plan de Mejora y Control de la Velocidad en las travesías de los municipios de la provincia y la inclusión de un programa de protección de los elementos singulares del patrimonio dentro del Plan Estratégico de Turismo de la Diputación. Desde Ciudadanos y Ganemos se volvió a reiterar la eliminación de las diputaciones.