MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
21:07
Actualizado

Éxtasis en Miranda y Ponferrada

Fin de semana histórico para el fútbol castellano y leonés tras los ascensos de la S.D. Ponferradina y el C.D. Mirandés a Segunda División que, junto al Numancia de Soria, tendrá tres equipos en la próxima Liga 1/2/3

  • Los jugadores del Mirandés celebran el gol de Matheus, decisivo para lograr el ascenso a Segunda División
    Los jugadores del Mirandés celebran el gol de Matheus, decisivo para lograr el ascenso a Segunda División /

    Europa Press

Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

30 de junio de 2019. 21:28h

Comentada
R. Ortega.  Valladolid. 1/7/2019

Aunque parezca increíble, la temporada futbolística en España ha llegado a su fin, después de casi un año compitiendo. Y en el caso de Castilla y León lo ha hecho a lo grande, ya que los ascensos a Segunda División obtenidos este fin de semana por la Sociedad Deportiva Ponferradina y el Club Deportivo Mirandés, han puesto la guinda a una gran temporada para el balompié castellano y leonés, que ha conseguido mantener el Real Valladolid en Primera División y que el Club Deportivo Numancia siga siendo uno de los equipos punteros de la categoría de plata, que la campaña que viene tendrá a tres equipos de la Comunidad.

Ponferrada y Miranda de Ebro están de fiesta y bien merecida.

Los primeros regresan a la Segunda División tres años después de descender, y lo hacen a la grande tras haber completado unas eliminatorias de playoff perfectas e inmaculadas. Especialmente la final contra el Hércules de Alicante, uno de los equipos históricos del fútbol español, a quién se «cargó» por un contundente 4-1 global para los bercianos (1-3 en la ida y 1-0 el pasado sábado en El Toralín, con un público entregado). Será el séptimo año en la categoría de plata del fútbol español para el Ponferradina, que tiene en el séptimo puesto conseguido en las temporadas 2013 y 2015 su mejor clasificación en una división de la que se marchó en el 2016. Los jugadores, cuerpo técnico y club celebraban el ascenso durante toda la noche del sábado y ayer domingo, al ser recibidos por las autoridades en el Ayuntamiento.

Pero la gran fiesta de la noche se la pegaba el CD Mirandés. Sufrieron los rojillos para ascender e hicieron valer el 2-0 de la ida. Los de Borja Jiménez lo tenían todo a favor con el 0-1 al descanso pero tres goles en la segunda parte y el acoso y derribo constante del Atlético Baleares, a punto estuvo de dar al traste con el sueño de los burgaleses, que contrajeron la respiración ante un posible penalty en contra el descuento, que el árbitro no pitó. Enhorabuena a Ponferradina y Mirandés por su excepcional temporada.

Sufrimiento a más no poder junto al Ebro

El Club Deportivo Mirandés regresa también a la Segunda División dos años después de descender. Lo hizo con un sufrimiento extremo, y no solo por el calor, que también, sino por cómo apretaron los jugadores del Atlético Baleares hasta el final, vendiendo cara su eliminación. Las calles de Miranda fueron una fiesta tras el pitido final.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs