Herrera destina 50 millones para construir en Ávila un centro de recambios único en Europa

El presidente defiende que este «esfuerzo» permitirá mantener el empleo y fortalecer el tejido industrial de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, junto a un Daruma, la figura tradicional japonesa de los propósitos, en el acto de presentación del Plan de Transformación de la Planta de Nissan Ávila 2020 / Ricardo Muñoz/Ical
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, junto a un Daruma, la figura tradicional japonesa de los propósitos, en el acto de presentación del Plan de Transformación de la Planta de Nissan Ávila 2020 / Ricardo Muñoz/Ical

La Junta de Castilla y León destinará 50 millones al proyecto prioritario de recambios de Nissan en Ávila. «Un gran esfuerzo» para el Gobierno regional, según destacó su presidente, Juan Vicente Herrera, siempre mirando al mantenimiento del empleo y el fortalecimiento del tejido industrial de nuestra Comunidad.

Así lo indicó durante el acto de presentación del Plan de Transformación de la Planta de Nissan Ávila 2020, en la que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría; la delegada, María José Salgueiro; la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo; el alcalde de Ávila, José Luis Rivas; el presidente de la Diputación abulense, Jesús Manuel Sánchez Cabrera; o el vicepresidente de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, José Vicente de los Mozos, entre otros.

Herrera señaló que esta inversión permitirá construir dos edificios -uno industrial, para la actividad de estampación, y otro para logística-, que permitirá impulsar un parque de proveedores del sector automóvil semejante a los que existen en Valladolid y Palencia para captar nuevas empresas para la capital abulense.

Asimismo, indicó que esos fondos también respaldarán los programas de formación y la cualificación que requieran los trabajadores de la planta. Unos compromisos de los que no tratan de obtener rentabilidad de ningún tipo, pues proceden de un mandato unánime, recordó el presidente, del Parlamento autonómico.

Herrera afirmó que el plan coincide así con dos objetivos básicos para las políticas del Gobierno regional, como son el empleo y la industrialización. Sobre el aspecto laboral indicó que no se puede «dar ni un paso atrás», pese a los problemas demográficos, en el reto de alcanzar un millón de ocupados al finalizar la legislatura, cuando la última Encuesta de Población Activa (EPA) ya contabilizó 960.000. Asimismo, constató en este sentido la importancia del empleo industrial y precisó que se generaron 26.000 puestos en esta actividad en los últimos tres años.

El jefe del Ejecutivo autonómico también apostó por la industrialización para que el sector manufacturero alcance un peso de 20 puntos del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020, para lo que afirmó: «Debemos batirnos el cobre». Al respecto, subrayó que la industria constituye un sector fundamental porque exporta, innova y cuenta con un empleo muy cualificado, que es más estable. «Una economía sólida, solvente y competitiva que invierte y exporta o es industrial o no lo es», declaró Herrera.

Soraya Sáenz Santamaría, por su parte, puso el plan de transformación de Nissan en Ávila como ejemplo de la «cultura de pacto» necesaria para «construir país». La vicepresidenta destacó que este proyecto es «fruto del trabajo conjunto de empresa, trabajadores y administraciones», así como de «su compromiso por el interés general».

El alcalde de Ávila aseguró que la capital abulense está de «enhorabuena», ya que va a contar con un «centro único en Europa» de producción y distribución de piezas de recambio, que permitirá elevar el empleo y potenciar su tejido industrial.