José Rolando Álvarez propone bajar los impuestos para estimular la economía

El presidente de la Cámara de Valladolid exige facilitar el consumo a familias y la inversión a empresas

José Rolando Álvarez, en la tradicional comida con periodistas que cada año celebra por estas fechas
José Rolando Álvarez, en la tradicional comida con periodistas que cada año celebra por estas fechas

Bajar impuestos. Es la fórmula que defiende el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, José Rolando Álvarez, para reactivar la economía. «Hay que reducírselos a familias (sobre todo a las rentas más bajas) y pequeñas y medianas empresas, porque hasta ahora se han aplicado políticas que priman la recaudación, lo que ha derivado, por ejemplo, en un aumento enorme de los costes laborales», argumentaba. Y es que, para el responsable cameral, que volvió a reunir un año más a los medios de comunicación para analizar el futuro de la institución y hacer balance del 2012, «es clave tomar medidas de estímulo del consumo, que permitan devolver la capacidad de consumir a las familias y de invertir a las compañías».

Luz al final del túnel

José Rolando Álvarez, quien apuntó que «la luz al final del túnel se empieza a ver», se refirió a la importancia de los emprendedores y explicó que, «sin querer caer en la demagogia, a los bancos hay que rescatarlos, pero con el 10 por ciento del dinero que se ha destinado a ellos, habríamos solucionado el problema de las pymes». Al respecto, incidió en que el problema se agrava porque, con el sistema de 'rating' bancarios, las empresas no reciben créditos.

Álvarez analizó también los efectos de la reforma laboral y aseguró que «el mayor problema es que no se hizo antes», a la par que fue rotundo al afirmar que «hay que desterrar la idea de que los empresarios queremos despedir. Nuestra vocación es contratar». El presidente de la Cámara vallisoletana invitó también al optimismo, pidió «no bajar los brazos» y defendió «hacer las cosas mejor y ganar en competitividad», tras exponer que «nuestra economía está muy viva», afirmación que sustentó en la balanza de pagos que, agregó, ha revertido su tendencia en los cuatro últimos años. En este contexto, citó el plan industrial de Renault como la gran noticia del 2012, porque «viene aquí porque somos más productivos», lo que derivará en la creación de empleo, en particular en compañías auxiliares de la marca francesa del rombo. Sobre el sistema financiero, José Rolando Álvarez consideró -como afirmó el 17 de junio de 2009 a este periódico- que «en Castilla y León no va a quedar ninguna caja», y fue más allá al apuntar que «es una historia de frustración colectiva». «Las echaremos mucho de menos», dijo.