La Congregación de San Felipe Neri acerca en Valladolid el espíritu y cercanía del Santo

Celebra la fiesta del patrón de los educadores y humoristas con una misa, conciertos y conferencias

Vista del exterior del Atrio de San Felipe Neri, uno de los espacios del edificio de la Congregación que se ha reformado y mejorado en los últimos tiempos
Vista del exterior del Atrio de San Felipe Neri, uno de los espacios del edificio de la Congregación que se ha reformado y mejorado en los últimos tiempos

La Venerable Congregación de San Felipe Neri y Nuestra Señora de la Presentación de Valladolid, formada actualmente por ochenta sacerdotes, está de fiesta.

Celebran y honran al Santo florentino, patrón de los educadores y humoristas y fundador del Oratorio en Roma, con varias actividades religiosas pero también culturales y sociales, que tienen como principal objetivo acercar a los vallisoletanos la figura y el legado de San Felipe Neri. Un hombre que amó a Cristo toda su vida.

«Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace», decía el Santo, cuyos restos reposan en la Iglesia romana de Santa María en Vallicela «Fue un adelantado a su tiempo e influyó bastante en la Iglesia en el siglo que le tocó vivir», asegura a LA RAZÓN Jesús Mateo, ministro de la Congregación y sacerdote, quien destaca también la cercanía y «las periferias», haciendo suyas las palabras del Papa Francisco, siempre con los jóvenes, así como el espíritu revolucionario del Santo.

La Congregación, fundada en 1645, se ha marcado como reto que la sociedad vallisoletana conozca un poco más y mejor a San Felipe Neri, pero también la labor que realizan desde la congregación.

«Ayudamos a buscar la Santidad y a vivir la fraternidad, pero también acompañamos a los sacerdotes pobres y enfermos así como a los ancianos en su soledad», explica. Además, están rehabilitando el edificio de la Congregación, del siglo XVII, por dentro y por fuera, con especial hincapié el atrio, para que sea, además de un lugar para el rezo y las oraciones, un foco de atracción turística en la ciudad. «Es una joya artística que tenemos en Valladolid», señala Mateo.

En cuanto a las actividades que han organizado en la Venerable Congregación para celebrar la fiesta de San Felipe Neri, hoy domingo comenzarán con un concierto de música sacra en la iglesia del Santo en la capital vallisoletana. Un evento en el que se espera a decenas de personas, devotos a San Felipe Neri.

Mañana lunes está prevista una Eucaristía, a partir de las 12,30 horas del mediodía en la iglesia del Santo, que será oficiada y concelebrada por los dos obispos de Valladolid. El cardenal Ricardo Blázquez y el obispo auxiliar, Luis Argüello. El 2 de junio, el historiador Javier Burrieza dará una conferencia sobre San Felipe Neri y su relación con la iglesia del Rosarillo de Valladolid, cerrada al culto.