Las universidades tienen este mes para decidir titulaciones

La Junta busca racionalizar el sistema para mejorar la eficacia

Juan José Mateos se reúne con los rectores en la Comisión Académica del Consejo de Universidades de Castilla y León
Juan José Mateos se reúne con los rectores en la Comisión Académica del Consejo de Universidades de Castilla y León

El nuevo mapa de titulaciones sigue dando pasos adelante. El consejero de Educación, Juan José Mateos, presentó a los rectores de las universidades públicas y privadas, en la Comisión Académica del Consejo de Universidades, el borrador de Decreto de Ordenación de las Enseñanzas de Grado y Máster en Castilla y León. Ahora el turno es de las instituciones académicas que tendrán hasta el 31 de enero para ofrecerle propuestas y alternativas al Gobierno regional. Mateos señaló que «si no se alcanzan acuerdos, que es nuestro objetivo y para lo que trabajamos, el Ejecutivo autonómico legislará, que es su obligación».

Asimismo, señaló que esta racionalización de titulaciones debe tener como objetivo prioritario «el de mejorar la eficacia del sistema universitario, en busca de elaborar una Estrategia para el periodo 2013-2020». El Decreto, que según reiteró el consejero, «está abierto a todo tipo de propuestas y va a incluir todas las mejoras», también permitirá que los profesores tengan que impartir menos clases y «aprovechar ese tiempo para dedicarlo a investigación o para doctorados, siempre en beneficio del sistema».

También, Mateos explicó que la exigencia de los 35 alumnos en Grado y los quince en Máster, sólo es una referencia, que si la titulación que se imparte es «estratégica para nuestra Comunidad, aunque no se llegue a esa cifra de alumnos se seguirá impartiendo».

En este sentido, indicó que el número «nunca» va a ser lo que decida la supresión de una titulación. «Lo que no podemos permitir es que existan grados y másteres con pocos alumnos y que prácticamente se repitan en todas las universidades. Hay que buscar la eficacia», añadió.

Al respecto, el rector de la Universidad de León (ULE), José Ángel Hermida, afirmó que «está claro que es doloroso el proceso, pero lo que no es lógico es que la Junta esté pagando por titulaciones que se repiten o que cuentan con pocos estudiantes».

Colaboración

Además, el responsable regional de la cartera de Educación solicitó a los rectores un «esfuerzo» y «colaboración» para alcanzar acuerdos o saber que es lo que más beneficia al sistema educativo.

Al respecto, agradeció la dedicación de las universidades, «en un tema muy complicado» por ofrecer alternativas para conseguir ordenar el mapa.

Según Mateos, la apuesta de la Junta para mejorar el sistema es que las titulaciones compartan recursos, que se fusionen o que se transformen en doble titulaciones. Sobre estas últimas, afirmó que «serán muy atractivas para los alumnos», ya que «por un poco más de esfuerzo y dinero contarán con dos titulaciones y más portunidades en el mercado laboral». El consejero quiso concluir asegurando que el proceso «sigue abierto a todo tipo de propuestas».