Milagros Marcos: «La honestidad de las familias está fuera de toda duda»

La consejera insiste en que no hay fraude en el cobro de la Dependencia en la Región

Milagros Marcos conversa con Alfonso Polanco en presencia de César Burón y de Luis Domínguz González, ayer en Palencia
Milagros Marcos conversa con Alfonso Polanco en presencia de César Burón y de Luis Domínguz González, ayer en Palencia

El informe del Tribunal de Cuentas conocido esta semana sobre la fiscalización de la gestión financiera de la aplicación de la Ley de Dependencia en España destapaba que hasta 30.000 fallecidos figuraban como beneficiarios y seguían cobrando las ayudas correspondientes.

Ante esta tesitura, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, defiende que el modelo de gestión de la Ley en Castilla y León siempre se ha puesto como ejemplo en toda España y ha sido avalado por numerosos expertos por su agilidad de respuesta. Asimismo, la consejera recuerda en que en esta Comunidad no se ha detectado ningún fraude en el cobro de las prestaciones por Dependenca, tanto en las administraciones como en las familias, e insiste en que, «la honestidad de las familias de esta Comunidad está fuera de toda duda». En este sentido, explica que que cuando se paga una pensión, aunque una Región determinada no entre en el proceso, si se detecta que una persona ha fallecido tres meses después, se hace una regularización, «por lo que no se puede decir que la familia se esté quedando con nada».

La consejera reconoce la complejidad del sistema, pero insiste en que «estamos hablando de datos insignificantes en relación con las mas de 62.000 ayudas reconocidas en Castilla y León».

Comparecencia en las Cortes

Por su parte, los socialistas advierten de que este informe ha hecho mucho daño al colectivo porque se trata de un tema de especial sensibilidad, y han registrado en las Cortes de Castilla y León una solictud de comparecencia de la consejera. El Grupo Parlamentario Socialista quiere que Milagros Marcos que aclare el destino del dinero que la Junta ha recibido, según figura en el informe de la Tribunal de Cuentas, por hacer constar como dependientes a 4.105 personas de esta Comunidad que ya habían fallecido. «Es preciso que la Junta de Castilla y León dé las explicaciones oportunas lo más rápido posible», avisa el procurador socialista, Jorge Félix Alonso.