MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
17:48
Actualizado

Tudanca pide un voto masivo al PSOE «para golear y mandar al PP al rincón de pensar»

Sánchez arropa a los candidatos a la Junta y la Alcaldía durante el cierre de campaña en «la caldera de Valladolid»

  • Tudanca, Pedro Sánchez, Iratxe García y Óscar Puente se dirigen a los suyos al finalizar el acto
    Tudanca, Pedro Sánchez, Iratxe García y Óscar Puente se dirigen a los suyos al finalizar el acto /

    Miriam Chacón/Ical

Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de mayo de 2019. 21:27h

Comentada
Rodrigo Ortega.  Valladolid. 25/5/2019

Pues se acabó lo que se daba y, como suele decirse, la suerte ya está echada. El socialista Luis Tudanca cerraba ayer quince días de una intensa pero a la vez apacible campaña electoral, con la sensación de que se va a convertir en el próximo presidente de la Junta de Castilla y León.

Una abarrotada Cúpula del Milenio de Valladolid, «la caldera vallisoletana», como así la ha bautizado el alcalde Óscar Puente, y el nuevo espacio talismán del socialismo «Sanchista», donde el presidente comenzó su carrera hacia la Secretaría General del partido del puño y la rosa hace dos años, era testigo de un entretenido fin de campaña, con música de «Los Pichas» incluida, que amenizaron los minutos previos y posteriores del mitin.

En el acto, un baño de masas con recuerdos a los fallecidos Tomás Rodríguez Bolaños, ex alcalde de la ciudad; y al ex ministro y líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, participaba el presidente Pedro Sánchez. Objetivo: arropar a Puente y Tudanca, consciente de que tanto Valladolid como especialmente Castilla y León, son dos plazas de Primera a las que el socialismo quiere cortar las dos orejas y el rabo y salir por la puerta grande.

La capital vallisoletana, para consolidar el cambio que ya se produjo hace cuatro años por los pelos, y, la Comunidad, para poder recuperarla para la causa socialista y abrir ventanas, después de más de tres décadas de gobiernos del PP. Tudanca ponía su broche de oro a esta campaña entre atronadores gritos de presidente, presidente de cerca de 1.500 personas, llamando a la movilización de la izquierda al voto útil, «pero también de la esperanza, la ilusión y la justicia social que representa el PSOE».

Si bien, el candidato socialista a la Junta no pedía un voto cualquiera y sólo para ganar, sino que reclamaba uno más amplio, para vencer por goleada si es posible y despejar dudas. Y. de esta forma, hacer realidad el cambio en Castilla y León.

Tudanca, crecido porque se ve ganador, advertía de que tiene la sensación de que este lunes le estarán esperando en el PP «con el cuchillo entre los dientes». Cargaba contra Fernández Mañueco al que llamaba «añusgado», y le afeaba sus críticas y sus insultos en esta campaña. Además, aseguraba que no le importa que el PP «haya tirado la toalla» -en referencia a las palabras del candidato popular el pasado jueves llamando a los suyos a reflexionar a partir del lunes-, pero apuntaba que le indigna que el PP «haya dado por perdida la batalla por Castilla y León hace 32 años y que hayan «hecho tanto daño» a esta tierra». Por todo ello, arengaba a los socialistas a llenar este domingo las urnas de votos al PSOE «y así mandar a los populares al rincón pensar».

Este sábado, en el día de reflexión, Tudanca cumplirá 41 cumpleaños, que celebrará tranquilamente y con el ánimo de desconectar junto a su familia y amigos en Burgos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs