Un oferta turística única para vivir mil aventuras y sin salir de Valladolid

Una veintena de empresas de turismo activo de la provincia reivindica la creación de paquetes únicos

Una manera diferente de ver Valladolid y su provincia desde el aire
Una manera diferente de ver Valladolid y su provincia desde el aire

Escalada, montar en globo, senderismo, rutas en 'quads', 'paintball', rutas en canoa o en piragua... Actividades de aventura que suenan para periodos vacacionales y fuera de la provincia vallisoletana. Pero resulta que existen en Valladolid un total de 21 empresas dedicadas al turismo activo y que ofrecen todas esas alternativas sin tener que ir a otras zonas más lejanas. Una actividad complementaria y diferente para realizar el fin de semana.

Esta semana, la Diputación de Valladolid realizaba un encuentro entre representantes de estas empresas y periodistas de la provincia para dar a conocer todas estas iniciativas y trabajar en fórmulas conjuntas para que lleguen a un mayor número de personas. Y la reivindicación fue general, crear paquetes turísticos conjuntos donde al alojamiento o visitas se sume este complemento que tan buenos resultados da en otras autonomías.

Una de las empresas más veterana es «Action Paintball y Aventura Valladolid», ubicada en Arroyo, donde además del famoso 'paintball' cuenta con rocódromos, escalas, tirolinas y tiro con arco. Los clientes más habituales son de despedidas de solteros, cumpleaños y jornadas empresariales, sobre todo.

Los viajes en globo también se han convertido en una buena manera de descubrir la provincia vallisoletana y sus alrededores desde otra perspectiva. Son dos las empresas dedicadas a ello, «Globos Castilla», que propone rutas sobre la Ribera del Duero, el río Duratón, Aranda, Peñafiel y Segovia, y «Vallaglobo», más por el centro de la provincia. Otra empresa dedicada «al cien por cien de la promoción de la Ribera del Duero es «Naturduero», ubicada en Quintanilla de Onséismo y que ofrece descensos en piragüa entre Peñafiel y Pesquera de Duero, orientación y senderismo por los viñedos.

También al senderismo se dedica «Turismo Activo y Desarrollo Sostenible», que también ofrecen servicios de guía en observación de fauna, rutas micológicas, así como cicloturistas con recorridos por espacios naturales, al igual que «Senderismo Sermar», en la capital que el próximo trimestre celebrará su ruta 300.

«La casa de los Mambrillos», en Villabáñez, además de potenciar el senderismo y el cicloturismo ecológico realiza talleres medioambientales, ferias y muestras sobre cultura ecológica.

En Peñafiel se encuentra «Ribera Aventura», una empresa con solera, nacida en 1988 y que en la actualidad ofrece rutas en 'quads' y 'buggies', 'paintball' y rutas en piraguas por el Duero.

También la demanda ecuestre y las rutas a caballo ha propiciado la apertura de cinco centros en toda la provincia, como el «Centro Ecuestre Curiel», en Curiel del Duero; «Picadero Los Estragales» en Olmedo; «Centro Ecuestre de Poneys La Herradura», en Renedo de Esgueva; «Escuela de Equitación El Centauro», en Tudela de Duero y «Caballos del Arlanza», en Valladolid.

«Ideotur» apuesta por un proyecto educativo en el campo del ocio y tiempo libre ofreciendo actividades extraescolares como campamentos de verano y salidas a la nieve, mientras que la «Granja Escuela Las Cortas de Blas» también procura la formación y el desarrollo integral de los niños con campamentos de día y un contacto latente con los animales.