Europa

Alertan de la explotación de las mafias chinas sobre sus compatriotas

La Razón
La RazónLa Razón

Las mafias chinas han logrado papeles para centenares de compatriotas en los últimos meses. Estos últimos, a su vez, también han ayudado a familiares y allegados para que se instalen en España mediante esta misma vía irregular. A esta conclusión ha llegado una investigación de los Mossos d'Esquadra, según pudo saber LA RAZÓN. La Policía Autonómica define este proceso como «blanqueo de personas».

Según los Mossos, este proceso se basa en conseguir documentación oficial a través de un contrato de trabajo falso y una dirección errónea proporcionados por un complejo entramado empresarial. Estos datos facilitan el acceso al Número de Identificación para Extranjeros (NIE).

Reagrupamiento

Con estas regulaciones fraudulentas, la persona puede actuar jurídca y mercantilmente, abriendo negocios que, a su vez, facilitan la llegada de otros compatriotas, también a través del reagrupamiento. Según señala la Policía Autonómica, «una generación de chinos identificada legalmente de este manera ha actuado en realidad en base a una identificación legal lograda fraudulentamente». Las personas chinas explotadas en Cataluña, que muchas veces, no son conscientes de ello porque trabajan con las mismas condiciones laborales que en su país, contraen primero una deuda de entre 15.000 y 20.000 euros por el viaje a Europa, que pagan trabajando en un taller de confección.

Una segunda deuda la contraen «blanqueando» su situación con la consecución de papeles, con un coste de unos 5.000 euros. La última fase es cuando estos ciudadanos acceden a crear su propio taller o centro de producción, unos quince años después, y además es cuando pasan también a explotar a sus compatriotas.

La Policía Autonómica cree que una «importante bolsa de ciudadanos chinos» está sometida por las mafias de sus compatriotas, aunque admite que es muy difícil contabilizarlos.