Política

Amputan una pierna a dos motoristas por culpa de una conductora ebria

Los Mossos arrestaron a la mujer, que arrolló con su vehículo a las motos en Vilademuls

En la imagen, una de las motocicletas accidentas en el fatal siniestro ocurrido ayer en Vilademuls
En la imagen, una de las motocicletas accidentas en el fatal siniestro ocurrido ayer en Vilademuls

Los Mossos arrestaron a la mujer, que arrolló con su vehículo a las motos en Vilademuls.

Los Mossos d’Esquadra arrestaron ayer a la conductora de un turismo que conducía bajo los efectos del alcohol, y que resultó herida leve en un accidente en Vilademuls (Girona), en el que se vieron implicadas también tres motocicletas, y dos de los motoristas, heridos graves, perdieron una pierna.

En un comunicado, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) informó de que el accidente entre se produjo a las 8.57 horas de este domingo en la N–II, que permaneció cortada temporalmente, por lo que se realizaron desvíos señalizados.

Los tres motoristas resultaron heridos graves, y dos fueron trasladados al Hospital Josep Trueta de Girona y otro al Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, y a consecuencia del accidente dos de ellos sufrieron la amputación de una pierna.

La detenida, que invadió el carril contrario por donde circulaba un grupo de cinco motocicletas y chocó con tres de ellas, dio positivo en la prueba de alcoholemia, con 0,38 miligramos de alcohol por litro expirado, cuando el límite máximo es de 0,25.

Al lugar del accidente se trasladaron tres patrullas de los Mossos, cuatro ambulancias y dos helicopteros del SEM, y cuatro dotaciones de Bomberos de la Generalitat.

La conductora, de 22 años y vecina de Lloret de Mar, no tenía antecedentes, y quedó detenida como presunta autora de un delito contra la seguridad viaria, tras lo que pasará a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Girona.

Punto negro

Es evidente que, además del trágico año en las carreteras catalanas, con 185 fallecidos, 18 más que en 2017, el punto negro y fatídico siguen siendo los motoristas. Por ello, recientemente, la conselleria de Interior inició una campaña de sensibilización en este sentido, con ejemplos de cinco casos reales.

Desde el año 2000, los accidentes y las víctimas mortales en las carreteras catalanas han ido a la baja excepto en lo que a motoristas se refiere que han causado 1.049 muertos y 35.164 heridos graves. En la presentación de la campaña se informó que una de cada cuatro víctimas mortales en Cataluña es motorista.

Se trata de una cifra más que grave, teniendo en cuenta que únicamente el 3 por ciento de los vehículos que circulan cada día por las carreteras catalanas son motocicletas, pese a que Barcelona es una de las ciudades del mundo con más motos.

En la presentación de la campaña se expuso el perfil de los afectados analizando los datos de los 39 motoristas fallecidos durante este 2018 entre los cuales la mayoría son hombres de entre 35 y 64 años que circulan con motos de cilindrada grande.

El 56,4 por ciento se accidentan mortalmente en festivo y en el 46 por ciento de los casos el motorista tuvo el accidente sin la implicación de otros vehículos. El jefe de la división de tránsito de los Mossos, Andreu Gonzàlez lamentó que «pese a todos los esfuerzos invertidos, parece que no somos capaces de contener el incremento de accidentes de motocicletas».

Por su parte, el conseller de Interior, Miquel Buch, recalcó que las medidas implementadas han sido adecuadas puesto que se han efectuado un 2,7 por ciento de sanciones (34.700) a este colectivo que representa un 3 por ciento de la movilidad.