MENÚ
domingo 18 agosto 2019
15:28
Actualizado

Barcelona pide explicaciones al Gobierno por la relación del imán de Ripoll con el CNI

El texto sale adelante con la abstención de BComú, PSC y CUP. Colau vuelve a retirar del orden del día la funeraria pública por la falta de apoyos

  • No hay año que pase sin que el pesebre municipal levante algún tipo de polémica
    No hay año que pase sin que el pesebre municipal levante algún tipo de polémica
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de noviembre de 2017. 07:57h

Comentada
Barcelona. 25/11/2017

De un tiempo a esta parte, la política municipal en Barcelona parece poco más que un apéndice de la Generalitat. Como si la capital catalana no tuviese entidad suficiente para solucionar sus propios problemas sin que el manto del «procés» lo cubra todo. A ello han contribuido con especial énfasis los partidos independentistas y el pleno celebrado ayer no podía ser una excepción. Así, tras conocerse las relaciones del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, cerebro de los atentados de Barcelona, con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el pleno aprobó una declaración para exigir responsabilidades al Gobierno. La votación, sin embargo, arrojó un resultado cuanto menos curioso. La declaración salió adelante gracias a los votos de PDeCAT y ERC; la abstención de BComú, PSC y la CUP; y los votos en contra de PP y C’s. En otro orden de cosas, la alcaldesa de Barcelona tuvo que retirar, otra vez, del orden del día la creación de la nueva funeraria municipal por la falta de apoyos.

El concejal del PDeCAT, que impulsó la proposición, Jaume Ciurana, pidió conocer toda la información sobre esta presunta relación, además de reiterar su agradecimiento al trabajo de los Mossos d’Esquadra, del exconseller de Interior cesado, Joaquim Forn, y del exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero: «Han sufrido una campaña indigna de desprestigio». El texto también destaca la «incapacidad manifiesta» del Ejecutivo central para evitar los atentados del 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona). Ciurana fue secundado por ERC. Su concejal Jordi Coronas criticó además «la deslealtad absoluta entre cuerpos judiciales». Mientras que Carmen Andrés (PSC) justificó la abstención para pedir explicaciones al respecto pero sin generar dudas sobre el trabajo que desempeñan los servicios de inteligencia. Desde la CUP Maria Rovira pidió transparencia a los cuerpos policiales y puso en duda la necesidad de abator a los terroristas.

Por el contrario, PP y Ciudadanos cerraron filas con los Mossos. El popular Alberto Fernández tildó el texto de «mezquino y miserable». A su juicio, los únicos responsables de los atentados son los mismos terroristas. «No rompan más la convivencia en Cataluña», añadió. Desde Ciudadanos, Carina Mejías afirmó que la ciudad de Barcelona «debería estarles agradecidos, en lugar de utilizar el terrorismo en favor de su causa independentista».

En otro orden de cosas, como ya ocurrió en abril, la creación de la nueva funeraria municipal ha caído del orden del día del pleno para que el gobierno no tenía los apoyos necesarios para aprobar definitivamente pese a que persisten en su intención de tener listo el nuevo equipamiento el año que viene. El pleno sí ha dado luz verde a las nuevas ordenanzas de cementerios y servicios funerarios, que la mayoría de grupos creen que ayudarán a reducir precios.

Aún así, el concejal de BComú Eloi Badia replicó a la oposición asegurando que lo que realmente puede contribuir a rebajar los precios de los enterramientos es la funeraria pública y los instó a apoyarlos para crearla. «Tenemos que avanzar, es un clamor ciudadano», afirmó Badia. La concejala Demócrata Sònia Recasens le replicó que el proyecto de la funeraria pública, que preveía un tanatorio con seis salas de vela, tiene poca capacidad de influir en el mercado. No obstante, mostró su predisposición a hablar quizás como contrapartida a romper el pacto de gobierno con el PSC.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs