MENÚ
domingo 18 agosto 2019
09:40
Actualizado

Caen un 16% los muertos en las carreteras catalanas en 2019 aunque crecen conductas de riesgo

Uno de cada dos conductores muertos en accidente en 2018 había consumido alcohol o drogas

  • Imagen del accidente en la autopista AP-7, a la altura de Freginals (Tarragona), en 2016, donde un autocar chocó con un vehículo y dejó trece fallecidos
    Imagen del accidente en la autopista AP-7, a la altura de Freginals (Tarragona), en 2016, donde un autocar chocó con un vehículo y dejó trece fallecidos /

    EFE

Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de julio de 2019. 14:00h

Comentada
larazón.es.  Barcelona. 17/7/2019

El número de víctimas mortales en las carreteras catalanas entre enero y el 15 de julio de 2019 se ha reducido un 16%, pasando de 102 muertos en el mismo periodo del año anterior a 86 este año, si bien han aumentado algunas conductas de riesgo: un 10% menos de uso del cinturón en víctimas mortales, un aumento del 10% de las distracciones en accidentes mortales y un 13% de las alcoholemias en siniestros con víctimas.

En rueda de prensa, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha valorado este miércoles como positivas estas cifras aunque su objetivo es que haya cero muertos en la carretera, y ha pedido a los conductores y acompañantes no bajar la guardia en verano, un periodo que según él es de “alto riesgo” por la alta movilidad y la relajación en algunas conductas.

Buch ha recordado que, de media, el 23% de los accidentes mortales en las carreteras de todo el año se concentran en verano --un periodo que representa el 17% del total del año--, fruto de la relajación, el desconocimiento de los trayectos, una mayor presencia de motocicletas y bicicletas, y las conductas negligentes como el consumo de alcohol y drogas.

Ha apelado directamente a cada conductor “mirándolo a los ojos” para pedirle que evite conductas de riesgo y no corra más peligro en la carretera, y ha destacado que uno de cada dos conductores muertos en accidente de tráfico en 2018 en Catalunya había consumido alcohol, drogas o psicofármacos.

Por ello, ha pedido extremar la precaución y ha apelado a que la única tasa segura es el 0,0% de alcohol, y, preguntado sobre si quieren que este sea el límite legal, ha puntualizado que esta decisión depende del Estado y ha añadido: “Cualquier medida será buena si se reduce la mortalidad en las carreteras”.

Al hablar de la responsabilidad de los conductores cuando cogen el volante, ha lamentado que algunos tienen “conductas homicidas” al consumir alcohol y drogas, o tener conductas de riesgo como distracciones por usar el teléfono móvil.

CONDUCTAS DE RIESGO

El director del Servei Català de Trànsit (SCT), Juli Gendrau, ha resaltado en la rueda de prensa que entre enero y el 15 de julio ha disminuido un 10% el uso del cinturón en ocupantes muertos y un 33% en heridos graves, y que, en los accidentes con víctimas (heridos y muertos), los positivos de alcohol aumentan un 13%, mientras que en conductores implicados en accidentes mortales, las distracciones han aumentado un 10% y la velocidad inadecuada un 18%.

Gendrau ha hecho hincapié en que el 54,7% de los accidentes con víctimas mortales este año se concentraron de viernes a domingo, y especialmente el viernes por la tarde en las operaciones salida --con una media de 524.500 vehículos en julio, un 2,6% más-- y el domingo a la tarde, además de lamentar que haya aumentado un 23% la siniestralidad en mayores de 65 años.

Para el director de Trànsit, que en 2019 el 35% de los accidentes hayan sido de un conductor solo en su vehículo demuestra posibles actitudes negligentes como exceso de velocidad, distracciones, alcohol, y ha lamentado que es el porcentaje más elevado de los últimos años de esta tipología de accidentes.

MÁS PATRULLAJE

El comisario jefe de la Comisaría de Movilidad de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, ha explicado que este verano reforzarán el patrullaje preventivo en carreteras de alta movilidad con más presencia policial.

Ha hecho un llamamiento a la prudencia, y a la responsabilidad de los conductores y de los acompañantes: “La responsabilidad no es solo del conductor sino de todos los ocupantes del vehículo”.

Ha avisado de que en el periodo de verano hay una alta presencia de conductores de otros países europeos, sobre todo en la AP-7, lo que supone una ocupación del espacio viario de personas que no conocen bien las carreteras, y que hay un aumento de la movilidad en zonas de playa y segundas residencias, así como trayectos de larga distancia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs