Detenido el presidente de Unilever España en la nueva fase de la operación Pitiusa

Aguilera declara como imputado y queda en libertad con cargos. Hay 30 arrestados, la mayoría detectives

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID/BARCELONA- El presidente ejecutivo de Unilever España, Jaime Aguilera, fue detenido ayer por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en el marco de la operación «Pitiusa 2». Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, el arresto se debe a que, tras el examen de la documentación que se incautó en dicha empresa en la primera fase de laoperación, existía la sospecha de que los ordenadores de varios trabajadores de la entidad (y no sólo el de uno, como se pensó en principio) habían sido examinados de manera ilegal, con lo que ello podía suponer de un delito de intromisión en la intimidad de las personas.

En la citada primera fase de «Pitiusa», fue arrestada la directora de Recursos Humanos de Unilever ya que, presuntamente, había contrado a una detective que, a su vez, había encargado el trabajo al «hacker» argentino Matteo Bevilacqua, que saltó a las primeras páginas de los periódicos al conocerse que había sido contratado, mediante pago de 7.000 euros, por el abogado de Iñaki Urdangarín con el fin de rastrear el sumario del caso y establecer conexiones entre empresas, fechas y personas.

En el caso de Unilever, se trataba de saber si uno de sus empleados era «infiel» a la empresa y le pasaba datos a la competencia. De los registros que realizó la Policía en la primera fase de «Pitiusa», se dedujo que los ordenadores de otros trabajadores también habían examinados sin su consentimiento, razón por la que ahora han sido detenidos el presidente de la entidad y la persona que actuaba como segunda de la responsable de Recursos Humanos.

Fuentes de Unilever subrayaron su presidente tenía la intención de «colaborar con la investigación» y que ayer por la tarde ya se encontraba en libertad.

Por parecidas razones, y con Matteo Bevilacqua también por medio, fue detenido ayer el exdirector gerente de Mutua Universal, E.G. En este caso, según las citadas fuentes, fueron contratados detectives (y el «hacker») para controlar y espiar a trabajadores de quienes se sospechaba que podían vender información sensible de la empresa.

Esta nueva fase de la operación Pitiusa provocó ayer la detención de 16 personas en Barcelona y otras catorce en Madrid (cinco), Cantabria, País Vasco, Aragón y Andalucía. Todos ellos quedaron en libertad con cargos después de declarar ante la Policía, a la espera de comparecer ante el juez.

Las mismas fuentes de la Policía Nacional señalaron a este diario que la mayoría de los detenidos en Barcelona son detectives, aunque entre ellos también figuran funcionarios de los ministerios de Hacienda e Interior. Algunos de ellos son agentes de este cuerpo, y también hay dos efectivos de la Guardia Civil. Los arrestos se realizaron a petición de la Fiscalía Anticorrupción, por venta y tráfico de datos obtenidos ilegalmente. Coordina la investigación el juzgado de instrucción 17.

Las claves

- La Operación Pitiusa arrancó en 2011, e investiga una presunta red de venta de datos personales . Ayer se practicaron una treintena de detenciones en toda España.

- Entre los arrestados figuran el presidente de Unilever España, Jaime Aguilera, y la mano derecha de la directora de recursos humanos de la misma empresa.

- Otro de los detenidos es el hasta hace poco directivo de Barcelona Activa E.G., también acusado de investigar a empleados.

- E.G. fue contratado en 2012 por el Ayuntamiento como director ejecutivo de estrategia y recursos de Barcelona Activa.