Duran centra las peticiones de Cataluña al Gobierno en una mejora de la financiación

El democristiano asegura que mantener la crisis abierta con la Generalitat es contraproducente para las dos partes

Duran Lleida asegura que no hay ningún resquicio entre CDC y UDC
Duran Lleida asegura que no hay ningún resquicio entre CDC y UDC

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, animó ayer al Gobierno a mover ficha y hacer una propuesta cuanto antes para solucionar la relación con Cataluña. A su juicio, tras la negativa al pacto fiscal, el Gobierno es ahora quien tiene que «hacer alguna propuesta» en Cataluña para mejorar la financiación.

El líder de UDC, en declaraciones a Catalunya Ràdio, consideró que el ejecutivo de Rajoy cree que tiene la batalla ganada porque conocen las dificultades de un proceso independentista respecto a la Unión Europea y la comunidad internacional. A su juicio, sería un error quedarse sólo con esta idea porque el problema no es únicamente catalán. Duran explicó que durante el viaje de esta semana a Chile ha hablado de Cataluña con el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, y le trasladó que no es bueno para España mantener esta crisis abierta y que lo estará hasta que no se «satisfagan las aspiraciones de nuestra gente». «No puede ser una Ley Wert, no puede ser que constantemente cuestionen la política lingüística y la lengua, porque es el alma de nuestra nación», argumentó.

En clave catalana, Josep Antoni Duran Lleida señaló que la declaración soberanista aprobada esta semana en el Parlament es un «primer paso» hacia una consulta sobre el derecho a decidir, pero insistió en que «no es aprobar la independencia».

Sobre los problemas de su formación con CDC, el líder de Unió asegura que no hay ningún resquicio horas después de reconocer que a CiU no le conviene presentarse por separado a unas elecciones. En la carta que envía semanalmente a la militancia de Unió, Duran avisaba que no le haría «ningún miedo hacerlo» pero cree que no sería bueno para ninguna de las dos formaciones, sobre todo para Convergencia, ni tampoco para Cataluña .

«Caso Pallerols»

Duran reiteró que la sentencia del «caso Pallerols», que se hizo pública el viernes,en ningún caso concluye que su partido se haya financiado de manera irregular, aunque deberá asumir los costes como responsable civil subsidiario. Insistió en que UDC no tenía conocimiento de la trama, pero en todo caso pidió perdón por la mala imagen de los políticos que se ha dado. Duran sugirió un pacto político contra la corrupción y una reforma de la Justicia para agilizar los procesos: «Después de 14 años, cuando sale la sentencia la gente ya no se acuerda que ya se investigó y ya asumimos responsabilidades» expulsando a los implicados del partido. Duran reconoció que el caso «no es un buen ejemplo. No hemos contribuido positivamente», apuntó, a dar una buena imagen, y recordó que «esto se pagará con aportaciones de los militantes, volveremos lo que otros tomaron en nuestro nombre, los que hoy estamos volveremos aquello que otros tomaron».

El PSC, a la sombra de Chacón

Duran lleidao apuntó que le hubiera gustado que la mayoría con que fue aprobada «habría sido más amplia» y que «echó de menos» los votos del PSC. Un PSC de quien ha dicho que cree que «no está pensando en Cataluña» sino en unas elecciones primarias para «apoyar» a la ex ministra Carme Chacón.Duran se refería así a la crisis abierta en el PSC después de que cinco de sus diputados en el Parlament no votaran en contra de la declaración de soberanía.