El congreso de móviles batirá récords con el traslado a la Gran Vía

El evento espera superar los 300 millones de impacto económico de 2012

Ben Wood, John Hoffman y Michael O'Hara durante la presentación del MWC ayer
Ben Wood, John Hoffman y Michael O'Hara durante la presentación del MWC ayer

El Mobile World Congress (MWC) es, sin lugar a dudas, una de las citas más esperadas del año. Barcelona se convierte en el epicentro mundial de la tecnología móvil. Este año, además, con el añadido de que se traslada al recinto de Fira de Barcelona de la Gran Vía después de que Montjuic se quedara pequeño. El presidente de GSMA, la patronal del sector que organiza el evento, John Hoffman no pudo ser más explícito: «Este año el congreso batirá récords». El Mobile World Congress tendrá lugar entre los días 25 y 28 de febrero.

Con el traslado a Gran Vía, donde ocupará los ocho pabellones disponibles, el evento gana un 30 por ciento más de espacio. Este recinto acogerá unas 1.500 compañías del sector (133 españolas) procedentes de 140 países diferentes. «Esperábamos llenar el recinto en tres años, pero lo hemos conseguido en el primero», reconoció Hoffman. GSMA calcula que la edición de 2013, por lo tanto, reunirá a 70.000 participantes procedentes de las principales compañías del sector, frente a los 67.000 del año pasado.El pasado año, el MWC tuvo un impacto económico en el área de Barcelona de más de 300 millones de euros y generó 6.500 empleos a tiempo parcial, unas cifras que los organizadores prevén superar holgadamente en la nueva edición del evento.

El responsable de marketing de la GSMA, Michael O'Hara, explicó que también se han programado una serie de conferencias de altos directivos «sin parangón», en las que participarán unos 300 representantes de las principales empresas del sector, que abordarán cuestiones como las estrategias de los operadores o los móviles como plataforma de innovación. Entre la lista de ponentes figuran el presidente de Telefónica, César Alierta; el consejero delegado de Nokia, Stephen Slop; el director ejecutivo del Grupo Vodafone, Vittorio Colao, o el presidente y consejero delegado de Ericsson, Hans Vatsberg.

En la feria, destinada al público profesional, además de presentar las últimas novedades en tabletas y «smartphones», los organizadores esperan debatir sobre el futuro de las telecomunicaciones. Hoffman señaló que el lema del evento es «todo concetado».

El cambio de ubicación obligará a los organizadores a establecer un plan de transporte para facilitar el traslado de los participantes a la feria. Hoffman apuntó que se habilitarán una veintena de puntos de recogida de autobús en toda la ciudad.