El galerismo en Barcelona

Un libro recopila por primera vez la historia y la divulgación del arte en estos establecimientos

Las galerías de arte de Barcelona han forjado buena parte de la vida cultural de la ciudad. Por estas salas han pasado los más importantes nombres del arte contemporáneo, en muchas ocasiones dándolos a conocer antes de que empezaran a formar parte de las colecciones de los grandes museos barceloneses. Sin embargo, no existía un estudio completo sobre estos establecimientos, algo más que una tienda en la que se venden pinturas y esculturas. Su recorrido histórico queda ahora plasmado en «Galerisme a Barcelona 1877-2012», un completo trabajo de investigación y divulgación que firma el historiador y crítico de arte Jaume Vidal Oliveras.

El volumen nace de un encargo al autor del libro por parte de Art Barcelona, la asociación que reúne a las galerías de arte contemporáneo de la capital catalana. Vidal explicó ayer, durante la presentación de la obra, que su intención ha sido «cubrir un vacío en la bibliografía existente». El especialista reconoció que «trabajar este tema es complejo porque de las galerías solamente conocemos lo que sale al exterior, pero dentro hay un mundo muy complejo y oculto». Vidal cree que hay que cambiar el punto de vista que se tiene de las galerías porque «son una cosa más que un punto de venta. Son también una plataforma que posibilita la creación».

Datos inéditos

El ensayo, con abundante documentación inédita, inicia su mirada a finales del siglo XIX, cuando «estos establecimientos evolucionan de lo que hasta aquel momento era una tienda anticuaria y los artista necesitan visibilidad. La fundación del Saló Parés, en 1877, es la que da una dimensión simbólica a este proceso». El actual responsable de la Parés, Joan Anton Maragall, recordó que sus orígenes las exposiciones apenas duraban una semana. «El señor Parés buscaba artículos por todo el mundo y cada domingo cambiaba todo», dijo Maragall quien apuntó que este concepto cambió con las exposiciones individuales y la publicación de los primeros catálogos.

Por las páginas del libro también aparecen los nombres de los protagonistas de la renovación artísitica en Barcelona, Entre ellos destacan galeristas como Josep Dalmau –el hombre que dio a conocer el cubismo o los primeros trabajos de Joan Miró y Salvador Dalí– o Salvador Riera, el propietario de la Galería Dau al Set. Tampoco faltan anécdotas o historias apenas conocidas, todas ellas consecuencia de la investigación de Vidal Oliveras y siempre ligado con la propia historia de Barcelona. Como expuso el autor, «las galerías de arte dibujan el paisaje de la ciudad».

«Galerisme a Barcelona»

J. Vidal Oliveres

A. de Barcelona

308 páginas, 20 euros.