MENÚ
martes 22 enero 2019
07:50
Actualizado

El Hospital Clínic da el primer paso para implantar un tratamiento pionero contra la leucemia

Para poder poner esta terapia innovadora a disposición de la Sanidad pública son necesarios 450.000 euros de financiación

  • El Hospital Clínic de Barcelona es uno de los más destacados en el tratamiento de la leucemia
    El Hospital Clínic de Barcelona es uno de los más destacados en el tratamiento de la leucemia
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de junio de 2016. 14:13h

Comentada
Barcelona. 15/6/2016

En España 13 de cada 100 mil niños sufren leucemia linfoblástica aguda al año, de los cuales un 85 por ciento logra curarse, sin embargo un 15 por ciento no responde a los tratamientos convencionales, entre los que se incluye el transplante de médula. Cifras similares se registran anualmente en el caso de pacientes con leucemia linfoplástica crónica y pese a que a priori el número de pacientes que no responde al tratamiento en ambas enfermedades es aparentemente poco signifcativo, lo cierto es que éste adquiere especial relevancia por cuanto en Estados Unidos existe un tratamiento, CART, que, pese hallarse aún en fase experimental, ha demostrado ya tener un 80 por ciento de eficacia en la cura de pacientes sin opciones terapéuticas.

Ese fue precisamente el germen del proyecto ARI –Asistencia e Investigación Intensiva– impulsado por Ángela Jover, madre de un niña afectada de leucemia que ha debido someterse a un transplante, cuyo objetivo principal es recaudar fondos para mejorar la atención domiciliaria de estos pacientes y conseguir traer el CART a España a través del Hospital Clínic.

Este tratamiento consiste en «utilizar células propias del organismo que tienen capacidad de luchar contra el tumor, los linfocitos T, para intentar mejorarlas aumentando su capacidad para detectar las células tumorales», explicó ayer el doctor Manel Juan, Jefe de Sección de Inmunología Clínica del Servicio de Inmunología del Hospital Clínico.

Así, primero es preciso obtener los linfocitos T del paciente a partir de una extracción de sangre, a continuación estas células se introducen en un bioreactor para modificarlas introduciendo un anticuerpo monoclonal para que sean capaces de reconocer las células tumorales y atacarlas. Posteriormente, se administran de nuevo estas células modificadas al paciente mediante, en principio, una infusión y al mes se empiezan a ver los resultados del tratamiento. Mediante esta técnica «los linfocitos, que tienen memoria, mantienen su capacidad de luchar contra el tumor, por lo que no dejan que se reproduzca la enfermedad», señaló el doctor.

El proyecto ARI ya dio el primer paso hacia su objetivo final puesto que gracias a los 460.000 euros recaudados hasta el momento mediante donaciones y diferentes iniciativas solidarias se ha podido adquirir la instrumentación necesaria para desarrollar el CART, concretamente el bioreactor Prodigy, el cual permite llevar a cabo todo el proceso de extracción y modificación de los linfocitos, e incluso iniciar el tratamiento con cinco pacientes. Para poder validar el tratamiento y recibir la aprobación de la Agencia Española del Medicamento para que en un futuro pueda ser utilizado en la sanidad pública, son necesarios 450.000 euros más.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs