MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
18:38
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El IVA de las subvenciones pone en jaque a las instituciones culturales

Entre Mercat, Macba, Temporada Alta, Mnac o Lliure, Hacienda reclama 5,7 millones de euros, lo que llevaría al cierre y colapso de estas instituciones

  • El MNAC puede ser una de las instituciones culturales que acaben patas arriba con la presión de Hacienda
    El MNAC puede ser una de las instituciones culturales que acaben patas arriba con la presión de Hacienda / L. R.
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de noviembre de 2017. 08:18h

Comentada
C. S..  Barcelona. 28/11/2017

El IVA se está convirtiendo en la gran pesadilla de la cultura. Si el llamado «IVA cultural» del 21 por ciento había dejado coja la capacidad de producción de las instituciones culturales, ahora el problema que viene tiene visos de amenazar con su completa supervivencia. El sábado ya lo denunció el Festival Temporada Alta, Hacienda le reclamaba el IVA de las subvenciones de los últimos cuatro años, un total de 1,4 millones de euros, que si tenemos en cuenta que se trata de un certamen con unos dos millones depresupuesto, demuestra la incapacidad de hacer frente a este pago sin implosionar. El cambio en las reglas del juego de Hacienda, que no había reclamado este IVA hasta ahora, ha dejado al festival atónico y sin capacidad de reacción.

Ayer muchas otras instituciones reconocieron vivir la misma dramática situación y anunciaron un frente común para poder contrarrestar lo que en su opinión es un ataque sin sentido a la estabilidad de sus equipamientos. En total, Hacienda reclama 5,7 millones de euros a las institiciones catalanas que van del casi un millón de euros en el caso del Mercat de les Flors a 1,3 millones en el Teatre Lliure, 1,25 del Centro de Cultura contemporánea de Barcelona (Cccb), 1,1 millones en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) o el millón de euros que debería el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac) a la espera de que Hacienda indique cuánto debe de 2016.

Con las manos atadas

El Ayuntamiento no tardó en valorar esta sangría afirmando que la situación es «muy grave» y calcularon que si todas las instituciones culturales con participación pública de Barcelona estuvieran en el mismo escrutinio el montante final sumaría más de 30 millones de euros. De momento, instituciones como el Auditori, el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, el Museo Picasso, el Palau de la Música o el Liceo no han tenido el temido requerimiento.

La estrategia ahora es hacer frente común y no pagar hasta que haya una resolución judicial firme que obligue a ella. «Nuestro presupuesto para producir y programar teatro es poco más de lo que nos reclaman; por lo tanto, si tenemos que pagar 1,3 millones a Hacienda no podremos ofrecer teatro. Estoy preocupado y a la vez muy tranquilo, porque, sencillamente, no podemos pagar, así que no hay nada que podamos hacer. Tan solo cerrar», aseguró ayer Lluís Pasqual, director del Teatre Lliure.

Para el Mnac, la situación es igual de desesperada. «Hacienda reclama porque considera que las subvenciones que recibimos tienen como finalidad abaratar el precio de la entrada, pero en realidad las aportaciones recibidas no son subvenciones al precio de entrada, sino que sirven para el mantenimiento de la estructura del museo, la conservación del patrimonio o la investigación», señalaban ayer desde el museo.

Por su parte, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, aseguró ayer desde Guadalajara, México, que se trata de «casos puntuales» y que se verá «cómo se afrontan» a medida que se aclare el problema.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs