MENÚ
jueves 13 diciembre 2018
19:03
Actualizado

El Parlamento catalán reconoce a Arán como «realidad nacional» con derecho a decidir

  • El Parlamento catalán reconoce a Arán como «realidad nacional» con derecho a decidir

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2015. 15:29h

Comentada
21/1/2015

El Pleno del Parlamento catalán aprobó hoy con 120 votos a favor y 9 abstenciones (Ciutadans) la proposición de Ley del Régimen Especial de Arán, que otorga al valle carácter de "realidad nacional" y derecho a decidir su futuro político; estos dos puntos recibieron 103 votos a favor y 27 en contra, del PP y Ciutadans.

El Pleno, al que asistieron las principales autoridades de Arán, debatió y votó el dictamen de la ponencia designada por la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara y las enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, que han actuado en significativa coherencia con lo que cada uno de ellos sostiene en relación a Cataluña dentro del Estado español.

Los diputados prorrumpieron en sendas ovaciones tras aprobarse la disposición adicional primera bis, que se leyó expresamente y que reconoce a Arán el derecho a decidir su futuro político, y tras refrendarse el conjunto del texto, que por sancionar una ley derivada directamente del Estatuto de Autonomía, requería su aprobación por mayoría absoluta de la cámara.

El artículo 1, que fue aprobado con los votos en contra de PP y Ciutadans, que no perciben aspiración independentista en los araneses ni creen que fuera a obtener reconocimiento internacional, declara a Arán "realidad nacional occitana".

El texto original definía a Arán como "una entidad territorial singular", pero, con sus enmiendas en la Comisión, ICV, ERC y la CUP lograron introducir el adjetivo "nacional" en este y otros puntos, vinculándolo además a la "occitana", la del valle de Oc en la Provenza francesa.

ERC y la CUP añadieron también el reconocimiento del "derecho a decidir su futuro político", justificándolo en el debate en pleno de hoy por "coherencia" con lo que reivindican para Cataluña.

Ciutadans y el PP rechazaron este punto y abogaron también, en vano, por eliminar la alusión a los "derechos históricos" de Arán y por puntualizar que "en ningún caso las competencias/relaciones internacionales de Arán vulnerarán las leyes o sobrepasarán los límites competenciales establecidos por la Constitución Española y por el Estatuto de Autonomía de Cataluña".

En cuanto a la lengua, todos los grupos menos PP y Ciutadans aprobaron que el aranés sea reconocido como lengua oficial en Cataluña que la Generalitat tiene obligación de promover y que en Arán es la "propia" y de "uso preferente" en las administraciones.

PP y Ciutadans votaron en contra de su priorización por encima del catalán y el castellano. En sus enmiendas, finalmente rechazadas, añadieron "así como lo son/conjuntamente con el catalán y el castellano", en la línea con lo que los gobiernos españoles introdujeron en los estatutos de autonomía de Cataluña para negar una prioridad al catalán que sí reivindicaban los partidos nacionalistas. La CUP, por el contrario, pretendía introducir el "deber" de conocer el aranés.

Curiosamente, la mayoría del Parlamento rechazó, por 95 votos en contra y sólo 32 a favor, la disposición transitoria segunda, que instaba a la Generalitat a promover en las Cortes Generales el reconocimiento de la autonomía política del valle de Arán si se diera el caso de que se abriera un proceso de reforma de la Constitución.

Últimas noticias