MENÚ
miércoles 17 julio 2019
04:07
Actualizado

El PP catalán busca abanderar la unidad y lanza un «libro blanco» constitucionalista

Quiere rebatir el relato nacionalista de Jordi Pujol y su «Programa 2000» y proponer más presencia del Estado.

  • El líder del PP, Alejandro Fernández, ayer en rueda de prensa
    El líder del PP, Alejandro Fernández, ayer en rueda de prensa

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2019. 05:09h

Comentada
Cristina Rubio 19/6/2019

ETIQUETAS

El PP quiere abanderar el «revulsivo» que a su juicio necesita el constitucionalismo en Cataluña tras los efectos del «procés» con un discurso claramente destinado a rebatir el relato nacionalista e independentista. Para lograrlo, la formación de Alejandro Fernández da un paso al frente y elaborará «un libro blanco» del constitucionalismo, una iniciativa que surge como respuesta al «Programa 2000» que en 1990 impulsó el entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. «Casi la mitad de los catalanes tiene una visión distorsionada de España» y ve en «la ruptura la única salida», resumió el «popular» en referencia el discurso construido a partir de Pujol.

Es decir, lo que propone el partido es una especie de guía política destinada a la sociedad civil como «revulsivo» anímico para «sacar el nacionalismo del alma de la sociedad catalana».

«Desde el PP, con un proyecto abierto a la sociedad civil y a personalidades de todo tipo, queremos impulsar un proyecto alternativo, el libro blanco ‘Cataluña en Libertad’ como revulsivo anímico del constitucionalismo», admitió Fernández tras reconocer que el movimiento está un poco «desconcertado» tras lo acontecido en los últimos años.

Pese a que el proyecto aún se encuentra en fase inicial y se desconoces sus responsables, la formación ya tiene claro su esqueleto y organizará cuatro comisiones de trabajo formadas por expertos que deberán elaborar el documento: una sobre el fortalecimiento institucional y presencia del Estado en Cataluña; otra sobre el fortalecimiento del constitucionalismo; sobre «la refundación democrática de la Generalitat» y, finalmente, sobre el liderazgo de Cataluña en España y en Europa.

El líder «popular» plantea, por ejemplo, que el libro blanco apueste por dar mayores atribuciones a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en Cataluña, ya que existen unos vacíos legales que han permitido al independentismo «atacar a la democracia española».

También propuso un plan de incentivos a profesionales porque considera que hay médicos, profesores y jueces que ejercen en Cataluña que se están yendo por su situación política, además que proponer «ayudar y apoyar aquellas entidades que creen en el bilingüismo y en la Catalunya plural».

Finalmente, Fernández defendió que el libro blanco también debe proyectar cómo tener unas administraciones, una educación y unos medios de comunicación públicos despolitizados, y cómo lograr que Cataluña «vuelva a liderar la economía española».

El PP empezará este proyecto enviando una carta a entidades y personalidades explicando la iniciativa; luego hará un acto de presentación y constituirá los grupos de trabajo, y después iniciará los trabajos en comisión a partir de septiembre para llegar al próximo año con gran parte del trabajo hecho.

Últimas noticias