MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
01:47
Actualizado

El temporal de nieve y lluvia afecta al tráfico y a las escuelas

Se tuvieron que cortar carreteras y decenas de alumnos se quedaron sin clase

  • Protección Civil de la Generalitat tuvo que desplegar a sus efectivos debido al temporal de nieve y lluvia
    Protección Civil de la Generalitat tuvo que desplegar a sus efectivos debido al temporal de nieve y lluvia
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de enero de 2018. 09:52h

Comentada
Barcelona. 27/1/2018

Parte de Cataluña sufrió ayer un fuerte temporal de nieve y lluvia, que se notó sobre todo en la parte norte, con afectaciones a la red viaria y también en las escuelas. Concretamente, se tuvieron que cortar dos carreteras, en Bagà y la zona del Montseny, mientras que se tuvo que usar cadenas en una decena de otras vías.

No obstante, a media tarde el Servei Català de Trànsit (SCT) informó de que ya estaba cortada únicamente una carretera, la citada de Bagà, y que los conductores tenían que utilizar cadenas en otras siete vías, todas en las zonas más al norte de las provincias de Lérida y Gerona.

El SCT informó que a las 14.30 horas era obligatorio el uso de cadenas para transitar por la carretera C–38 entre Montfalgars y Molló (Gerona), y en la N–260 entre Alp y Ribes de Freser (Gerona) y entre Montferrer i Castellbò y Soriguera (Lérida), donde se prohibió el paso de camiones.

Ese uso obligatorio de cadenas se reproduce en varias carreteras secundarias del norte de Barcelona, Lérida y Gerona, y la circulación ha sido cortada completamente en la BV–4024 en Bagà y en la BV–5301 en Brull (Barcelona).

Durante la mañana de ayer, los Bomberos de la Generalitat atendieron un total de 59 servicios relacionados con la lluvia, la mayoría en el Vallès y el Maresme, mientras que el teléfono de emergencias 112 recibió hasta el mediodía 341 llamadas.

Sin clase

Además, en otro ámbito, la nieve obligó a suspender más de una decena de rutas escolares en las comarcas del Berguedà, Moianès (Barcelona) y Alt Urgell (Lérida), informaron fuentes de la conselleria de Enseñanza y Protección Civil.

Se suspendieron cuatro rutas en el Alt Urgell, con 29 afectados, seis en el Berguedà, y todas las que estaban previstas en el Moianès.

Por otra parte, hubo más afectaciones en el tráfico. El túnel del Cadí de la C–16 y el de Vielha (Vall d’Aran) de la N–230, que a primera hora de ayer quedaron cerrados al tráfico de camiones por la nieve, fueron reabiertos completamente a lo largo del día, al remitir el temporal y mejorar las condiciones de circulación.

Sin embargo, Protección Civil de la Generalitat mantuvo la prealerta de los planes de emergencia de lluvia y nieve, ya que la cota bajó a los 700 metros, y aunque las precipitaciones empezaron a remitir, en algunos puntos se registraron acumulaciones de hasta 60 litros de agua por metro cuadrado, como en Vallirana (Barcelona).

Otros lugares donde se alcanzaron precipitaciones intensas fueron Castellbisbal, donde se registraron 53 litros por metro cuadrado, y Vilanova del Vallés, con 45 litros.

En un comunicado, Protección Civil alertó de que se esperaban precipitaciones hasta el mediodía en el litoral y prelitoral de Barcelona, aunque la lluvia no fue tan intensa como en las primeras horas de la mañana. Las nevadas se mantuvieron activas hasta la tarde y la Red de Observadores Meteorológicos registró un máximo de once centímetros.

Últimas noticias