MENÚ
martes 22 octubre 2019
00:30
Actualizado

Homenaje a Colita

El FAD recrea la exposición de despedida de la Gauche Divine en 1971

  • Terenci Moix en una de las fotografías icónicas de Colita
    Terenci Moix en una de las fotografías icónicas de Colita

Tiempo de lectura 4 min.

28 de noviembre de 2017. 08:23h

Comentada
Víctor Fernández Barcelona. 28/11/2017

«Yo no sé cómo calificar esta exposición. Pero me parece en su tono y significado está su propia calificación: un canto de cisne». De esta manera se iniciaba el texto con el que el escritor Manuel Vázquez Montalbán presentaba en 1971 una exposición de la fotógrafa Colita. Bajo el título «La gauche qui rit», abría sus puertas en la sala Aixalà de la Rambla de Catalunya, en Barcelona, reuniendo una serie de retratos y fotografías de la llamada Gauche Divine, la denominación inventada por Joan de Sagarra para referirse a aquel emblemático grupo de intelectuales, artistas y profesionales comprometidos con la libertad y la lucha antifranquista y que tenían la discoteca Bocaccio como uno de sus principales centros de reuniones.

Ayer, el Foment de les Arts Decoratives (FAD) quiso homenajear a Colita y lo hizo recreando aquella exposición. Al igual que en 1971, la de ayer tuvo una vida efímera, de apenas unas horas. La que se celebró hace 46 años fue clausurada por la policía al día siguiente en un momento en el todavía se vivían malos tiempos para la libertad. Y es que al franquismo no le gustó nunca el descaro, la frescura y la fuerza de las imágenes de Colita para esta muestra en la que contó con el apoyo de nombres como Vicente Aranda, Carlos Barral, Ricardo Bofill, Antonio Gades, Jaime Gil de Biedma, Juan Marsé, Jaume Perich o Gonzalo Suárez, entre muchos otros. Ayer, por la tarde, en este homenaje-sorpresa a Colita fueron Maruja Torres, Joan Manuel Serrat, Rosa Regàs, Pepe Encinas, Núria Ribó y Francisco Polop los maestros de ceremonias en el FAD.

Para saber cuáles eran las intenciones de «La gauche qui rit» tenemos que recurrir al citado texto de Vázquez Montalbán. En él, el padre de Pepe Carvalho aseguraba que «durante su breve y relativa existencia, la gauche divine mereció más denuestos que alabanzas. Era un espectáculo de lujo que suplantaba la programación de nuestra perpetua Danza de la Muerte. Pero ahora, bien muerta y enterrada con este acto, podrá sumarse al cortejo de los cadáveres ejemplares». En aquel divertido funeral, se pudieron ver imágenes de Colita con protagonistas como el escritor Terenci Moix con un ejemplar de Sade bajo el brazo, el empresario Oriol Regàs flanqueado por las gogó girls o la actriz y modelo Romy en «Metamorfosis», de Jacinto Esteva, una de las emblemáticas producciones de la Escuela de Barcelona.

Pero lo que se ha hecho en el FAD va más allá de la recreación. El homenaje ha sido ideado y dirigido por el dramaturgo Roger Bernat, haciendo que el público asistente formara parte de un viaje al pasado, hasta el mismo momento en el que se inauguró la muestra en 1971. Se trató de vivir ese momento, como dijo Bernat, «recuperar un montaje expositivo las imágenes que lo compusieron. Y, recuperando un imagen de nuestra historia, devolver una historia a nuestras imágenes». Todo ello plantando «una sonrisa lapidaria» a la Gauche Divine, a aquel tiempo en el se reivindicaba la libertad, se buscaba esperanza y se rompían moldes creativos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs