Hospitalizada una mujer que fue golpeada en un asalto a su casa

Interior no logra frenar la oleada de robos con violencia que azota el Empordà

En la imagen, la finca de la mujer que fue asaltada y golpeada en Santa Cristina d'Aro
En la imagen, la finca de la mujer que fue asaltada y golpeada en Santa Cristina d'Aro

Estaba sola en casa cuando un hombre entró para robarle. Éste la ató y la golpeó para obligarle a revelar dónde estaba el dinero y los enseres de valor.

Estaba sola en casa cuando un hombre entró para robarle. Éste la ató y la golpeó para obligarle a revelar dónde estaba el dinero y los enseres de valor. Tras el violento asalto y alertada la Policía, la mujer, de 68 años, fue traslada al Hospital de Palamós donde aguarda para ser operada. Un nuevo robo que viene a sumarse a la oleada de asaltos que azota la provincia de Girona y, concretamente, la comarca del Baix Empordà y que tiene atemorizados a los vecinos.

A pesar de que el año pasado se incrementara el número de agentes dedicados a garantizar la seguridad de la zona y de que la conselleria de Interior elevó la semana pasada a nivel 1 el programa operativo especial de vivienda, «lo que supone ampliar el foco a toda Cataluña, dedicar más recursos y reforzar la investigación», los asaltantes están consiguiendo eludir la acción policial y hacerse con sus botines. En lo que va de año, en la provincia gerundense ya se han producido siete robos con violencia, seis de ellos en el Baix Empordà. Entre octubre, noviembre y diciembre del año pasado, se produjeron 168 delitos de este tipo en la Costa Brava.

Autoprotección

La muerte del empresario y presidente de la patronal gerundense FOEG, Jordi Comas, a manos de los ladrones que entraron, el pasado noviembre, en su casa de Platja d'Aro, supuso un punto de inflexión en el operativo policial. Desde principios de 2012, los Mossos d'Esquadra registraron un aumento de los robos en fincas y casas, por lo que poco a poco se fueron destinando más efectivos a la zona. Pero fue el asesinato de Comas lo que hizo saltar las alarmas y llevó a las administraciones a incrementar en 70 los agentes destinados a la prevención de estos delitos, entre mossos y policiales locales. Además de los esfuerzos de la Generalitat y los municipios, las autoridades solicitaron a los propios vecinos que trataran de autoprotegerse y de implementar medidas para evitar o disuadir el robo.

Pero, si los propios asaltantes escapan a las patrullas que vigilan la zona, conocen dónde, cuándo y cómo actuar, qué pueden hacer los ciudadanos?

La última víctima fue asaltada a las 19.00 horas en su casa de Santa Cristina d'Aro. Los golpes que le infligieron le fracturaron la tibia –de la que debe ser operada–, un corte en la cabeza que requirió de puntos de sutura y moratones por todo el cuerpo.