MENÚ
domingo 21 julio 2019
00:37
Actualizado

Identifican a un joven francés por el atropello de Fin de Año tras el que huyó

Han sido claves el testigo de una mujer y las cámaras de seguridad

  • En la imagen, el coche del sospechoso
    En la imagen, el coche del sospechoso /

    Guardia Urbana

Tiempo de lectura 2 min.

18 de junio de 2019. 19:44h

Comentada
Joan Planes 18/6/2019

La Guardia Urbana de Barcelona anunció ayer que lograron identificar a un joven de nacionalidad francesa, que iba acompañado de tres compatriotas, como el sospechoso de haber atropellado a un hombre en la ciudad la noche de Fin de Año de 2018, en la confluencia de la avenida Diagonal y Via Augusta, y huir, sin auxiliarlo.

El cuerpo informó que tras meses de investigación, y gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad, y también al testimonio de una mujer, se pudo identificar al conductor del vehículo. El sospechoso, propietario del coche y con residencia en el sur de Francia, está acusado de los delitos de lesiones graves, conducción temeraria y omisión del deber de socorro después de atropellar al joven, que estuvo dos meses ingresado en un hospital.

Piden colaboración

Tras agradecer la colaboración ciudadana y del resto de cuerpos policiales –con especial mención a la Guardia Civil, por el análisis de las imágenes–, el subinspector de la Unidad de Investigación y Prevención de Accidentalidad, David Vázquez, explicó que un juzgado barcelonés pidió a las autoridades francesas para citar al presunto autor del atropello, en calidad de investigado por los citados delitos.

Añadió que tienen elementos «suficientes para considerar que el titular del vehículo era el conductor del coche» en el momento del atropello. La víctima ya hace tiempo que no está en el hospital, pero aún sigue recuperándose, después de haber permanecido en estado crítico e incluso en coma.

Fue clave el testigo de la citada mujer, que se hospedaba en el mismo hotel que el presunto autor, ya que avisó días después de que había visto entrar en el establecimiento el 31 de diciembre un vehículo que se correspondía con el buscado, y que el 1 de enero lo volvió a ver entrar con el parabrisas roto.

Los investigadores se desplazaron al hotel y confirmaron, a través de imágenes de sus cámaras de seguridad, la entrada del coche del día 31 sin ningún rasguño, y la del día con un impacto «compatible al 100 por cien» con un atropello.

El suceso se produjo cuando el peatón cruzaba en verde en la Diagonal a la altura de Via Augusta –había otros dos coches parados– y el vehículo sospechoso lo alcanzó a una «velocidad elevada pero no determinada».

Últimas noticias