Imputado el anterior gobierno de Reus por avalar irregularmente una empresa

La Razón
La RazónLa Razón

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus ha citado a declarar, como imputados, al ex alcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez (PSC), a los 13 ex ediles socialistas y ecosocialistas que conformaban el anterior gobierno municipal. El juez investiga el aval de 3 millones de euros que realizó el Ayuntamiento, presuntamente de forma irregular, a la empresa público privada Shirota.

El caso se abrió tras iniciarse la investigación del caso Innova y comprobar que no existía vínculo entre ambas empresa. La primera denuncia la interpusieron las formaciones CUP y AraReus y la Fiscalía inició, asimismo, una investigación de oficio. En el caso Innova están imputados, entre otros, el ex presidente del Instituto Catalán de la Salud, Josep Prat y el responsable de Shirota hasta su liquidación el año pasado, Carles Manté.

Por lo que respecta al caso Shirota, el equipo de gobierno de la anterior legislatura aprobó avalar a la empresa, dedicada a la investigación en la nutrición y la salud y los alimentos funcionales, lo que podría constituir un delito a estar la compañía participada por el sector privado. Por ello, los miembros del anterior equipo municipal deberán declarar ante el juez el próximo martes.

No obstante, el grupo municipal independentista de Reus negó que los ex concejales hayan sido citados como imputados y apeló a la presunción de inocencia. Asimismo, aseguró que los anteriores regidores de ERC fueron transparentes «un elemento en las actuaciones indispensable en el funcionamiento democrático de nuestras instituciones».

Por su parte, ICV quiso dejar claro que sus miembros en Reus no votaron a favor de la operación financiera. «Nunca respaldaron ni apoyaron el aval», declaró el secretario general de ICV, Josep Vendrell y añadió que tanto Ernest París como Pilar Pérez, los dos concejales ecosocialistas llamados a declarar y que ya no forman parte de la formación, «mostraron su rechazo y oposición».

Finalmente el PSC defendió la decisión del anterior equipo de gobierno de Reus ya que se basó «en el plan de empresa que garantizaba su viabilidad y que, en consecuencia, habría aportado beneficios a la ciudad». El PSC «confía en la inocencia» de los ediles.

Un entramado de empresas municipales ante la justicia

Shirota Functional Foods forma parte del entramado de empresas municipales de Reus que ahora están en el punto de la mira de la Justicia por múltiples irregularidades. Entre éstas, consta Innova, que, precisamente participaba en Shirota en un 40 por ciento, junto al Hospital Sant Joan de Reus (10 por ciento) y la Universidad Rovira Virgili (2 por ciento). La parte privada (42 por ciento) estaba representada por Morella Nuts.