Investigan el homicidio de un joven en el Port Olímpic

Falleció apuñalado en el interior de un local musical tras una reyerta

El homicidio ocurrió en uno de los locales nocturnos de la zona del Port Olímpic
El homicidio ocurrió en uno de los locales nocturnos de la zona del Port Olímpic

Los Mossos d’Esquadra comenzaron ayer a investigar un homicidio ocurrido en la zona del Port Olímpic de Barcelona. Un hombre de 28 años y de nacionalidad española murió apuñalado tras una reyerta con otras personas, en un bar musical. Los hechos tuvieron lugar poco antes de las 3.30 horas, y la Policía recibió el aviso poco después.

No trascendieron ayer muchos detalles sobre el suceso, que no es el primero que ocurre en el Port Olímpic en los últimos años. Al llegar al lugar de los hechos, los efectivos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), se encontraron con el joven tendido en el suelo, con diversas heridas de arma blanca. Se le practicaron varias maniobras de reanimación, pero finalmente el chico falleció en el hospital al que fue trasladado.

Agresión y huida

Acto seguido, los Mossos se hicieron cargo de la investigación y tomaron declaración a testigos presenciales. Según explicaron fuentes cercanas a la investigación, la agresión se produjo en el centro de la pista de baile. En ese momento, el local nocturno estaba lleno de clientes. De esta manera, el autor propinó las puñaladas y aprovechó la confusión del momento para huir corriendo. Las grabaciones de las cámaras de seguridad fueron un buen punto de partida para la investigación policial.

Por su parte, la patronal del ocio nocturno en Cataluña, Fecasarm comunicó que se presentará como acusación particularen el caso de esta muerte, según informó su secretario general, Joaquim Boadas. También pidió no criminalizar al sector. Sin embargo, existen precedentes violentos en esta zona barcelonesa, ocurridos durante los últimos años.

En el año 2006, un juzgado de Barcelona decretó el ingreso en prisión de O.S., un portero de la discoteca Tago Mago del Port Olímpic, detenido por haber propinado presuntamente una paliza mortal a un cliente durante una madrugada.

El detenido tenía en ese momento 30 años y es de nacionalidad cubana. Su abogado insistió en que «ni siquiera tocó a la víctima», que falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico.

La Policía Nacional también arrestó a una segunda persona por el mismo homicidio. Finalmente, el detenido, de 25 años y nacionalidad marroquí, también ingresó en prisión.

Además, la Audiencia de Barcelona condenó en 2013 a tres años y tres meses de cárcel a un conductor por lanzarse al mar en coche con cuatro ocupantes por una discusión tras una noche de fiesta en el Port Olímpic de Barcelona ocurrida dos años antes.

Los cinco se montaron en el coche sobre las 5.45 horas para volver a Badalona. El conductor, Iván J., recriminó al resto que lo hubiesen dejado solo por la noche durante la que había tenido un incidente con una pandilla.

«¡Eres una maricona!», le increparon ellos, lo que enfadó al conductor que en vez de salir del aparcamiento pisó a fondo el acelerador sin escuchar los gritos de los compañeros para que frenase, y mantuvo el rumbo hasta caer al mar. Finalmente, todos pudieron escapar, no sin dificultades, por lo que no hubo ninguna víctima.