La Dirección General de la Policía pide agentes voluntarios para desplazarse a Cataluña

Quiere reforzar la presencia de sus agentes con vistas al referéndum secesionista del 1 de octubre

Agentes de Policía en las calles de Barcelona, en una imagen de archivo
Agentes de Policía en las calles de Barcelona, en una imagen de archivo

La Dirección General de la Policía está pidiendo agentes voluntarios entre las distintas Brigadas para desplazarse a Cataluña en estas fechas previas al 1 de octubre.

La Policía española quiere reforzar la presencia de sus agentes en la región de Cataluña con vistas al referéndum secesionista del 1 de octubre convocado por las autoridades locales y que ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

La Dirección General de la Policía está pidiendo agentes voluntarios entre las distintas Brigadas para desplazarse a Cataluña en estas fechas previas al 1 de octubre.

Fuentes policiales cercanas al operativo dijeron a Efe que la solicitud de funcionarios pretende movilizar a un buen número de efectivos a Cataluña en los próximos días.

Además, las fuentes afirman que algunas de estas circulares requieren que un número determinado de policías viaje a Cataluña en los próximos días en comisión de servicio por un plazo de veinte días o hasta nueva orden.

Decenas de policías ya han respondido al requerimiento, aunque las fuentes señalan que si el número de voluntarios no es suficiente serán movilizados de forma forzosa.

En la última semana se ha incrementado también la presencia en Cataluña de policías antidisturbios y de guardias civiles, con unos 240 agentes de este último Cuerpo que se mantendrán hasta mediados de octubre pese a que, inicialmente, estaba previsto que dejasen Cataluña y asumiesen nuevos destinos el pasado 11 de septiembre.

Un número similar de policías antidisturbios - 250 - ha sido movilizado también a Cataluña.

Las fuentes recuerdan que la misión en Cataluña de estos efectivos antidisturbios de refuerzo es incrementar la seguridad de edificios del Estado, como oficinas del Gobierno central, de la Agencia Tributaria y la sucursal del Banco de España.

Por otra parte, la dirección de Correos - el servicio postal público español - ha enviado un mensaje electrónico a los centros operativos de Cataluña en el que comunica que la empresa «deberá abstenerse de realizar la admisión de envíos, o llevar a cabo cualquier acto» que pudiera estar relacionado con la consulta catalana del 1-O.

La empresa recuerda en su misiva que el Tribunal Constitucional «ha acordado la suspensión de toda la normativa que regula el Referéndum de Autodeterminación de Cataluña, al haber sido impugnada, lo que conlleva la de cualquier actuación o iniciativa que traiga causa del mismo». EFE