La Fiscalía denuncia a Serra y Todó por sus sueldos en Catalunya Caixa

Pide su imputación y la de otros 52 cargos de la cúpula de la entidad en 2010

BARCELONA- La Fiscalía Anticorrupción de Barcelona pidió ayer imputar al ex presidente de Caixa Catalunya (ahora Catalunya Caixa), Narcís Serra, al ex director general, Adolf Todó, y a otros 52 miembros del consejo de administración de esta entidad financiera en 2010, por considerar que «existieron retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su real situación de insolvencia».

En su escrito, el fiscal contra la corrupción y la criminalidad organizada, Fernando Maldonado, considera que «estas retribuciones e indemnizaciones merecen ser investigadas, máxime cuando se produjeron en un entorno de grave crisis económica imperante en nuestro país». El Ministerio Público denuncia a los miembros de Catalunya Caixa que acordaron entre enero y octubre de 2010 unas pólizas, pensiones e indemnizaciones que supusieron una «administración desleal».

«Abuso del cargo»

La denuncia del fiscal señala que estos miembros aprobaron aumentos retributivos e indemnizaciones para la cúpula de la entidad con «evidente abuso del cargo (...) en beneficio propio y con claro perjuicio para la entidad, lo que contribuyó a su grave crisis financiera». Entre los denunciados por estos hechos concretos figuran Serra y Todó.

Señala el escrito que Serra tenía un «cargo representativo» dentro de la entidad, a pesar de lo cual «tenía elevados emolumentos en concepto de dietas». Según la denuncia del fiscal, cobró 236.808 euros en 2007 y 260.440 y 260.380 en 2008 y 2009, respectivamente. Los acuerdos que aprobó la cúpula de la entidad en 2010 consistieron en aumentar significativamente el sueldo variable anual de Todó y de su adjunto, Jaume Massana. Estos incrementos retributivos se produjeron, sostiene Maldonado, en una «situación crítica e insolvente» de la caja después intervenida.

Los resultados económicos de la entidad fueron empeorando hasta el punto de que se tuvo que pedir ayuda al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). El fiscal asegura que en 2010 Caixa Catalunya comenzó a perder dinero, por lo que en julio de ese año «se hizo urgente la intervención del Frob con una partida inicial de 1.250 millones, debido a la situación de insolvencia de la entidad».

Al año siguiente, el Frob tuvo que inyectar otros 1.718 millones, por lo que asumió el 89,74 por ciento del capital del banco fruto de la fusión entre Caixa Catalunya y las cajas de ahorro de Tarragona y Manresa, que pasó a denominarse Catalunya Caixa. En diciembre de 2012, el Frob aporto 9.084 millones más a la entidad, que cerró ese año con unas pérdidas de 12.000 millones.

Todó presidió Catalunya Caixa entre octubre de 2011 y mayo de 2013. Sostiene el fiscal que ganó en la entidad un total de cuatro millones de euros ,3,1 en retribución fija y 0,8 en retribución variable y se aseguró pólizas y planes de pensiones por valor de 8,2 millones.

«Política irresponsable»

El escrito denuncia que los sueldos de Todó y Massana no dejaron de subir entre 2009 y 2011, lo que significó una «irresponsable política de retribuciones». También destaca las «escandalosas y millonarias indemnizaciones percibidas» por ex altos cargos tras la fusión, como Lluís Gasull (cobró 7,4 millones), Ricard Climent (1,3 millones) y Gloria Ausio (1,3 millones).

Añade el escrito acusador que algunas de las cláusulas del contrato de Todó son una prejubilación a partir de los 60 años, por las que cobraría hasta los 67 una renta mensual del 90 por ciento de su retribución fija.

Ayer, uno de los miembros denunciados del consejo de administración de la entidad, Sara Cardona, explicó que «fue indignante que se pidiera dinero al Frob en el momento en el que tuvimos que cerrar 500 oficinas».

Unos 4.000 empleados protestan contra el ERE en Barcelona

Unos 4.000 empleados de Catalunya Caixa, según la Guardia Urbana, se manifestaron ayer por el centro de Barcelona en protesta contra el ERE que plantea esta entidad, que puede afectar a un máximo de 2.453 personas. Los sindicatos convocantes fueron UGT, CC OO, SEC y Csica, y el lema de manifestación fue «No a la reestructuración de CatalunyaBanc». La marcha transcurrió sin incidentes y estuvo marcada por consignas como «Varias nacionalizadas, Catalunya Caixa la peor tratada», «¿Quién ha diseñado esta salvajada?». Los sindicalistas lanzaron consignas contra Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). El secretario general de CC OO de Cataluña, Joan Carles Gallego, criticó que «se plantee este ERE antes de que se subaste la entidad nacionalizada». Añadió que «Catalunya Caixa se está ahora saneando, ya que se desconocen los planes del futuro comprador».