MENÚ
miércoles 24 octubre 2018
02:09
Actualizado
  • 1

Los fiscales critican el «acoso» y «presión» en el juicio del 9-N

La fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, fue abucheada por los independentistas

  •  La Fiscal Jefe de Barcelona, Ana Magaldi, den una imagen de archivo
    La Fiscal Jefe de Barcelona, Ana Magaldi, den una imagen de archivo
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de febrero de 2017. 03:43h

Comentada
Francisco Velasco Madrid. 13/2/2017

Los insultos y zarandeos que tuvo que sufrir la fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, cuando abandonaba la sede del TSJ de Cataluña el pasado viernes, tras finalizar la sesión de la mañana del juicio del 9-N, han provocado el más firme rechazo de la carrera fiscal. Así, la Fiscalía General expresó ayer su solidaridad y respaldo a los fiscales de Cataluña, y especialmente a la fiscal jefe provincial de Barcelona, «por el acoso y los insultos por parte de un grupo de radicales concentrados en las puertas del Palacio de Justicia», tras la finalización de la citada sesión del juicio contra el ex presidente Mas y dos ex consejeras de su Gobierno.

En este sentido, la Institución que dirige José Manuel Maza expresó su «profunda preocupación por los intentos de presionar a la Justicia en su tarea de hacer prevalecer el imperio de la Ley». Junto a ello, el Ministerio Público reafirmó el compromiso de los fiscales con ese cumplimiento de la legalidad, «frente a los que siguiendo la irracional aventura de la falta de respeto al Estado de Derecho intentan imponerse, mediante la violencia y el insulto, a quienes ponen su dedicación al servicio de la libertad de todos los ciudadanos, que sólo es posible desde el respeto a la vigencia del ordenamiento jurídico».

La Asociación de Fiscales, a la que pertenece Ana Magaldi, expresó también su «absoluto rechazo y preocupación por los lamentables hechos de los que fue víctima» la fiscal jefe de Barcelona. En ese sentido, esta asociación no duda de que todos los planteamientos políticos y todas las ideologías pueden ser defendidos, pero siempre que ello se haga respetando la legalidad y las normas de convivencia. «Quien rompe con esto pone en jaque al Estado de Derecho y, ante ello, sólo cabe responder extremando aún más el celo en el cumplimiento de la Ley».

La Unión Progresista de Fiscales también criticó estos hechos.

Últimas noticias