Actualidad

La Generalitat quiere implantar un salario mínimo propio para Cataluña

Sindicatos y patronales desconfían de la propuesta por la falta de competencias en la materia

Sindicatos y patronales desconfían de la propuesta por la falta de competencias en la materia

Publicidad

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha planteado este jueves calcular un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de referencia en Catalunya a través del “consenso social” con patronales y sindicatos.

Lo ha anunciado durante la presentación del Informe Anual de la Economía Catalana 2018, en la que se ha destacado que Catalunya recuperó el año pasado el PIB per cápita anterior a la crisis económica, situado en los 32.000 euros: “Nos gusta hablar más de prosperidad que de crecimiento económico”.

“Es evidente que no lo podemos hacer desde un punto de vista competencial. El Govern no puede hacerlo por decreto ley o llevar al Parlament una ley de salario mínimo, pero este país puede hacer aquello que tantas veces hemos hecho cuando desde el Estado no se ha llegado hasta donde queríamos”, ha razonado el también conseller de Economía y Hacienda.

Ha dicho que quieren determinar el impacto y llevar a cabo en Catalunya una estrategia compartida para que el salario mínimo no venga marcado por una ley sino porque se decida fortalecer la negociación colectiva y avanzar hacia un salario mínimo de referencia propio.

Publicidad

“Hemos visto cómo el SMI afecta de forma desigual a nivel territorial, en el conjunto de Estado, y cómo afecta de forma desigual en función de si eres hombre o mujer. Es evidente que un aumento del SMI permite una mejora en el conjunto de los salarios, especialmente de las mujeres, porque aún hay sectores de precariedad demasiado feminizados”, ha lamentado.

Publicidad

“NO TIENE RECORRIDO”

Este mismo jueves, en declaraciones a los medios, el secretario general de CC.OO. de Catalunya, Javier Pacheco, ha afirmado que la propuesta “no tiene recorrido” porque Catalunya no tiene competencias.

“Creo que el vicepresidente lo que hace es encontrar un burladero para intentar evadir su responsabilidad en cómo se debe intervenir en las desigualdades salariales en el país”, y ha añadido que debería actuar sobre los salarios máximos a través de figuras impositivas como el IRPF.

Ha recordado que ya tiene una proposición acordada en la negociación colectiva, en el Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC), de establecer un salario mínimo de convenio colectivo para intentar garantizar la reducción de las desigualdades.

“UN SMI EN LA CONTRATACIÓN PÚBLICA”

Publicidad

El secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros, ha dicho que hay que observar con detenimiento la propuesta, ya que ve “claroscuros” en ella, y no cree que los salarios están recuperados como dicen las estadísticas, porque cree faltan otros indicadores más concretos.

Para Ros, que ve bien debatir sobre salarios dignos en Catalunya, sería un buen ejemplo que la propuesta de Aragonès empezara “situando un SMI digno en toda la contratación pública”, y ha recordado que, si hay una vía para poder situarlo y que sea de carácter normativo, esa es a través del AIC.

“Sería un paso adelante que las patronales quisieran hacer un AIC en carácter normativo marcando salarios y otras cuestiones. A ver qué dicen”, ha dicho, y ha añadido que cree que la Generalitat no tiene capacidad de implementar el salario mínimo de referencia.