La televisión bajo demanda y los videojuegos se estrenan en el Mobile

Mark Zuckerberg y Lewis Hamilton serán los ponentes estrellas del congreso tecnológico

Hoffman explicó que el MWC congregará a 95.000 personas y tendrá un impacto económico de 460 millones
Hoffman explicó que el MWC congregará a 95.000 personas y tendrá un impacto económico de 460 millones

La gran feria de las vanidades tecnológicas calienta motores y ayer presentó en sociedad su nueva edición. Llega el Mobile World Congress (MWC) más interesante de los últimos años ya que, a diferencia de ocasiones pasadas, entran nuevos sectores y jugadores en acción. Los focos se pondrán, como suele ocurrir, en la conferencia que dará el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, por tercer año consecutivo. O en el retorno de Google como tal al evento, aunque su vacío ha estado bien cubierto por Android, su sistema operativo móvil. Pero el aterrizaje de las plataformas de video bajo demanda, con Netflix a la cabeza, y de la industria del videojuego, no debería subestimarse. Estos dos sectores mueven miles de millones de euros al año y el primero, por ejemplo, ya copa el grueso del consumo de datos de los dispositivos móviles con un techo difícil de predecir.

Las cifras del congreso, como también suele ocurrir, cortan la respiración. Los organizadores esperan la presencia de unas 95.000 personas y un impacto económico en la capital catalana de unos 460 millones de euros. «El móvil lo es todo» será el lema de este año del MWC, que se celebrará del 22 al 25 de febrero en el recinto ferial de Gran Vía, donde más de 2.100 empresas de diferentes sectores, como la telefonía, la automoción o las finanzas, mostrarán sus novedades en el ámbito de la movilidad. Acer, Fujitsu, Google, Huawei, Nokia, Visa, Telefónica, Sony, Samsung, Alcatel-Lucent, Cisco, Intel, Lenovo, LG, MasterCard, Microsoft o Vodafone son algunas de las multinacionales que estarán presentes en el congreso, que reunirá a directivos de primer nivel y a más de 4.000 periodistas de todo el mundo.

Al margen de Zuckerberg, el evento, que cumple once años en Barcelona, contará con la presencia de piloto de F1 Lewis Hamilton, que, de la mano de Mercedes, presentará las novedades tecnológicas en materia de automoción. Los «wereables», como las pulseras o los relojes inteligentes, tendrán una nueva oportunidad de reivindicarse después de la tibia acogida que han tenido por parte del gran público. El 5G hará acto de presencia gracias al empeño que empresas de Corea y Japón están poniendo con motivo de los Juegos Olímpicos que albergarán en unos años.

John Hoffman, consejero delegado de GSMA, la asociación que agrupa a los principales operadores de telefonía móvil y que organiza anualmente el MWC, explicó que «tenemos previsto un gran congreso: más gente, más expositores, más espacio, una gran repercusión económica, cobertura de todo el mundo y generación de puestos de trabajo». Hoffman, con su sorna habitual, se felicitó de que finalmente el metro llegue al aeropuerto y, de paso, al propio congreso. Sobre la seguridad, habida cuenta de la amenaza terrorista, indicado que las medidas de seguridad se reforzarán aún más en esta edición. Por ello, pidió paciencia y disculpas a todos los asistentes por las molestias que este refuerzo de la seguridad pueda ocasionar.

El Congreso Mundial de Móviles ha dejado unos 3.000 millones de euros en la capital catalana desde el año 2006. Sólo el pasado año, el evento rebasó los 93.000 visitantes, tuvo un impacto en la economía local de 436 millones de euros, contribuyendo a crear 12.700 empleos temporales.