MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
00:05
Actualizado

Las protestas de camioneros y la operación salida del puente provocan colas kilométricas

Los transportistas se quejaron por verse obligados a desviarse de varias vías, entre ellas la AP–7 y AP–2.

  • En la imagen, la protesta de los camioneros en la AP–7, una de las principales autopistas de Cataluña
    En la imagen, la protesta de los camioneros en la AP–7, una de las principales autopistas de Cataluña / Twitter
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de octubre de 2018. 07:32h

Comentada
L.R.  Barcelona. 12/10/2018

La red viaria catalana registraba todavía a última hora de la tarde de ayer retenciones kilométricas en una quincena de sus vías principales debido, en parte, a la operación salida con motivo del puente del Pilar y a la marcha lenta que llevaron a cabo centenares de camiones en protesta por su desvío obligatorio a las autopistas AP–7 y AP–2.

Las marchas lentas comenzaron a las 17.00 horas en diferentes puntos de Tarragona, Girona, Lleida y Barcelona, por lo que las retenciones derivadas de esta protesta afectaron a carreteras de toda Cataluña, siendo la más afectada la autopista AP–7, donde en un momento se llegaron a registrar hasta doce kilómetros de colas a la altura de Tarragona en dirección Valencia.

Otras vías afectadas por la protesta de los camioneros fueron las autovías A–2, A–7 o B–23, en las que las retenciones alcanzan los cinco kilómetros en diversos puntos, según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT).

Protesta

Con estas marchas lentas los transportistas protestarn contra la prohibición de que circulen por carreteras gratuitas como la N–340 o la N–240 y su desvío obligatorio a autopistas como la AP–7 y la AP–2. Se trata, en algunos casos, de viejas peticiones vecinales.

La protesta de los camioneros tuvieron ayer una especial incidencia, ya que coincidieron con la operación salida del puente del Pilar, una jornada en la que se esperaba que cerca de 485.000 vehículos salieran de Barcelona y su área metropolitana, según el SCT.

De hecho, las retenciones se produjeron también en vías no afectadas por las marchas lentas de los camiones, como la Ronda de Dalt y la Litoral, en Barcelona, donde hubo hasta siete kilómetros de colas, o la C–58 y la C–17, también con múltiples afectaciones a su paso por distintas poblaciones.

La operación salida por el puente movilizó a un total de 1.422 agentes de los Mossos d’Esquadra para garantizar la seguridad del tráfico en las carreteras, informó el cuerpo autonómico.

Últimas noticias