Política

Los Mossos se exhiben en La Mina con una macrooperación antidroga mientras la juez implica a 8 agentes en el «caso Raval»

La operación policial en La Mina duró unas siete horas, y un helicóptero sobrevoló la zona registrada
La operación policial en La Mina duró unas siete horas, y un helicóptero sobrevoló la zona registrada

En plena polémica por el caso Raval, en el que una violenta detención por parte de los Mossos d'Esquadra acabó con la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, la Policía Autonómica organizó ayer un dispositivo sin precedentes en el ámbito de la lucha contra el tráfico de drogas que se saldó con la detención de 35 personas en los barrios de La Mina y Zona Franca.

Los arrestados están vinculados a un clan familiar, especializado en la venta de cocaína, heroína y hachís. En la operación participaron unos de 300 agentes, además de perros especializados en el rastreo de estupefacientes y un helicóptero.

El operativo comenzó de madrugada, cuando diversas furgonetas de la Policía Autonómica llegaron al conflictivo barrio de La Mina, en Sant Adrià del Besòs. Pese a que las sucesivas reformas urbanísticas han mejorado la zona en los últimos años, sigue siendo uno de los principales focos de narcotráfico del área metropolitana de Barcelona, controlados por clanes gitanos.

Los Mossos cortaron durante la noche varias calles e irrumpieron en casi una treintena de domicilios en busca de drogas, entre una gran expectación vecinal, atónitos ante la redada policial. Algunos de los residentes en la zona explicaron que el clan de narcotraficantes desarticulado podría ser el de «Los Manolos», muy conocido en La Mina. Este extremo no fue confirmado por la Policía Autonómica, al hallarse el caso bajo secreto de sumario. Tampoco se dio a conocer si la operación sigue abierta.

Muchos de los vecinos se enteraron de la macrooperación por la llegada de un helicóptero, que sobrevoló el barrio durante las siete horas que duró el dispositivo. Fuentes de la Policía Autonómica confirmaron que se hallaron grandes cantidades de heroína, cocaína y hachís en los pisos registrados, aunque no especificaron las dosis exactas. La segunda parte del operativo se desarrolló en otro de los principales focos del tráfico de drogas de Barcelona, la Zona Franca, aunque con un despliegue mucho menor. No trascendió el número de detenciones efectuadas en esta zona.

Varios vecinos explicaron que hacía tiempo que no se veía un despliegue similar en el barrio, que cuenta desde hace años con una comisaría de los Mossos. En los últimos años La Mina ha recibido por parte de las administraciones una inversión de 196 millones de euros, para equipamientos y viviendas de protección oficial.

«Mucha confianza»

Respecto a este operativo, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, aseguró que «tenemos mucha confianza en los Mossos, y estamos recibiendo muchas muestras de apoyo, algunas más explícitas y otras menos vistosas», en clara referencia a una semana turbulenta para el cuerpo.

En los últimos días Espadaler ha comparecido en una comisión parlamentaria para dar explicaciones sobre el caso Raval, en la que defendió la actuación de los Mossos en la detención de Benítez, y los ocho agentes imputados por los mismos hechos declararon ante el juez.