MENÚ
lunes 22 octubre 2018
18:00
Actualizado
  • 1

Los trabajadores del futuro eligen carrera

El Saló de l'Ensenyament orienta al 51% de los jóvenes que no saben qué estudiar con 300 expositores y un escape room para conocerse

  • Las universidades presentan 19 grados nuevos de tres años para el 2018-19
    Las universidades presentan 19 grados nuevos de tres años para el 2018-19
Barcelona.

Tiempo de lectura 5 min.

14 de marzo de 2018. 08:34h

Comentada
Barcelona. 14/3/2018

Cuando llegaba el tiempo de guardar los calcetines en el altillo, la generación EGB se calzaba unas zapatillas de lona que popularmente se llamaban «chinas» porque en su interior aparecía Confucio diciendo: «Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es sabiduría superior». Al cumplir 17 años, esa generación, había aprendido de memoria la frase de Confucio, pero tenía las mismas dudas que tuvieron sus padres y que ahora tienen sus sobrinos o hijos, ¿cómo se hace para conocerse a uno mismo? La 29ª edición del Salón de la Enseñanza, que abre hoy sus puertas hasta el próximo domingo, ofrece un abanico de talleres, charlas, visitas guiadas y hasta un escape room, para ayudar a los jóvenes a conocer qué les gusta, en qué tienen talento y qué estudios pueden cursar una vez dejen atrás el colegio.

El 51% de los jóvenes no tiene claro qué estudiar y la oferta de estudios no deja de crecer. Para guiarles, el certamen refuerza su vocación orientadora. En las mesas redondas, «Los profesionales en juego», que el año pasado fueron un éxito, diversos profesionales hablarán de qué trabajos desaparecerán o qué competencias serán más demandadas en el futuro. Como novedad, se organiza un escape room que ayuda a los estudiantes a conocerse para escoger qué camino académico emprenden. Ocho de cada diez preuniversitarios valoran la demanda laboral a la hora de elegir qué estudiar, según un estudio de Santander-Universidades.

De cara al curso 2018-19, la oferta de grados de tres años universitarios se triplica de los seis actuales a 19, pese a que los estudiantes denunciaban que con esta modalidad los estudios serían más caros, porque se pasaba a pagar tres años de grado más dos de master, en vez de los cuatro años de la carrera convencional. Entre los nuevos grados destacan los Estudios de Género, con contenidos transversales, como el Derecho o la Sociología de la UAB, y una amplia oferta de carreras tecnológicas para desarrollar webs, apps o viodejuegos.

«Una treintena de universidades chinas buscan estudiantes»

El Saló de l'Ensenyament crece este año un 50% en superficie, entre otras cosas, para atender el desembarco de 29 universidades de la China, que han pedido estar en el certamen que ayuda a muchos jóvenes a elegir el camino que les llevará al mundo laboral. «Quieren atraer a estudiantes catalanes, pero también llegar a acuerdos con universidades catalanas y fomentar el intercambio de alumnos», cuenta la directora del Saló de l'Ensenyament, Roser Soley, que reivindica una edición «muy internacional». Las universidades estadounidenses, europeas y australianas son las más demandadas por los jóvenes catalanes, pero en el certamen también encontrarán la red universitaria internacional de origen canadiense o la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica. Los 19 grados universitarios de tres años que se estrenan el año que viene y que son la gran novedad (actualmente sólo hay seis), son la prueba de que crece la demanda, por parte de alumnos y empresas, de estudios tecnológicos, como los grados en Diseño Digital y Tecnologías Creativas (UdL); en Técnicas de Desarrollo de Applicaciones Web y Móviles (URV) o Producción de Música y Sonido para la Industria del Entretenimiento (UB). Además de estos 19 grados de tres años (180 créditos), las universidades presentarán 35 nuevos grados convencionales. La FP vuelve a tener un espacio específico, destacó Soley, que recordó que los graduados en FP que encuentran trabajo representan ya el 55% en 2017. Habrá 300 expositores, entre ellos, el Ejército, y esperan recibir 100.000 visitantes.

«Cataluña necesita que despertar vocaciones científicas»

Hace diez años, la revista «Nature» situó Cataluña como polo de atracción científico del Mediterráneo. Y hace diez años, nacía en el Saló de l'Ensenyament el «EspaiCiència», un área para divulgar y animar a los jóvenes a estudiar carreras científicas. El 27 % de las empresas tecnológicas dedicadas a la investigación biomédica del país se concentran en Cataluña y de las universidades catalanas han salido referentes internacionales como Joan Massagué, investigador en el campo del cáncer, o Bonaventura Clotet, una eminencia en VIH. Para celebrar el décimo aniversario de este espacio, su coordinador, Enric Granell, explica que el recintop ha reinventado su imagen para convertirse en un espacio inmersivo sin fronteras entre los expositores. Ofrecerán actividades divulgativas y divertidas, entre las que destacan los experimentos que ofrecerá en directo el divulgador científico y mediático, Dani Jiménez o «Los microshows de Matemagia», del catedrático de Química de la Universidad de Girona y mago, Miquel Duran. Granell explica que las ingenierías tienen mucha demanda y que los jóvenes se interesan cada vez más por la robótica y por la realidad virtual, otra de los atractivos para despertar vocaciones científicas de este espacio pensado y promovido por la Fundació Catalana per la Recerca. Agroecología y sistemas alimentarios (UVic-UCC), Ingeniería geológica y ambiental (UPC más UB) o Tecnologías Industriales (UPC y UPF) son algunas de las nuevas carreras que ofertan las universidades catalanas.

«En las aulas de videojuegos hay 2 chicas por cada 8 chicos»

«Yo tenía un amigo que tenía un talento especial para hacer origamis. Está claro que haciendo sólo origamis no iba a ganarse la vida, pero para hacer pájaros de papel se necesita concentración, capacidad espacial y psicomotricidad fina. Podría haber dirigido este talento a hacer joyas, pero acabó siendo cirujano». Es una de las historias que Fàtima Vilà, directora de la FX Animation, 3D & Film School de Barcelona, cuenta en su «Ted Talk» para descubrir al mundo que «todos tenemos un talento». ¿O no es cierto, como dice en una de sus acepciones de talento la RAE que todos tenemos una «aptitud»? A los padres que aún ponen el grito en el cielo cuando su hijo dice que quiere estudiar la carrera de Videojuegos o Efectos Especiales, Vilà les habla de alumnos suyos que trabajan en Juego de Tronos o la nueva película de Avatar. En su escuela, hay grados y masters, como el de Efectos Visuales, donde el 100% son chicos. Para animar a las chicas a entrar en un mundo de hombres, su escuela presenta en el Saló de l'Ensenyament las becas «Mujerex», valoradas en 50.000 euros, para reivindicar el papel de la mujer tanto en el cine, como en áreas técnicas de la industria audiovisual y en el mundo de los vídeojuegos. Tanto las empresas como los profesores «quieren chicas porque enriquecen la dinámica de trabajo», dice. Las nuevas tecnologías tendrán un espacio importante en el salón con el Aula de Tecnologías Multimedia de la UPC. Los estudios de videojuegos y realidad virtual atraen, ahora hay que atraer a las chicas.

Últimas noticias