MENÚ
lunes 22 abril 2019
14:23
Actualizado

Los unicornios existen

CaixaImpulse da 3,5 millones para lanzar 23 proyectos biotecnológicos: Desde ayudar a andar a personas con lesión medular a detectar el alzhéimer

  • El equipo que ha diseñado el ABLE junto a una paciente con lesión medular capaz de andar con el exoesqueleto
    El equipo que ha diseñado el ABLE junto a una paciente con lesión medular capaz de andar con el exoesqueleto
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de julio de 2017. 08:17h

Comentada
Barcelona. 6/7/2017

«A veces me pregunto si existen los unicornios», confesaba ayer el director general de la Fundación Obra Social La Caixa, Jaume Giró. Existen en el imaginario colectivo, aparecen en tapices milenarios como los del Museo Nacional de la Edad Media de París, incluso, hace dos años se creó un emoji. Pero, «¿y más allá de la mitología?», insistió Giró. Sólo planteándose preguntas para las que hoy no hay respuesta se pueden desarrollar los 23 proyectos de investigación biomédica que la Fundación Obra Social La Caixa ha seleccionado en la tercera convocatoria de CaixaImpulse, una iniciativa que hace de puente entre la idea y la realidad, esto es transferir un proyecto de investigación al mercado para que se beneficie la sociedad.

¿Puede volver a andar una persona con una lesión medular que va en silla de ruedas? ¿Se pueden detectar las arritmias sin intervenir con un catéter? ¿Tiene cura el cáncer? ¿Y el alzheimer? ¿Y la esclerosis? Estas y otras preguntas se hicieron los responsables de los 23 proyectos elegidos entre 80 propuestas presentadas, siete de ellas de Portugal, que por primera vez participa en el programa. Hace unos años, se reinventó el concepto «unicornio» para referirse a una compañía tecnológica o startup que alcanza un valor de mil millones de dólares en alguna etapa de su proceso de levantamiento de capital. Etapa en la que entrarán los proyectos seleccionados. La Caixa ofrece 3,5 millones de euros para acompañar a estas iniciativas en el camino hasta convertirse en empresas biotecnológicas. Para arrancar, cada proyecto recibirá hasta 70.000 euros.

De los proyectos seleccionados en otras ediciones del programa CaixaImpulse, dos se han constituido ya en empresas spin off, un dispositivo para movilizar a pacientes dependientes o otro para ayudar a interaccionar con pacientes con movilidad reducida a través de un ordenador. Otros cinco se encuentran en proceso de constitución, entre los cuales una herramienta para predecir un parto prematuro o un kit de detección precoz del alzheimer.

Josep Maria Font es uno de los emprendedores seleccionados esta edición. Confía en que este premio sirva para que en un futuro personas con movilidad reducida por debajo de la cadera puedan beneficiarse de su invento. Este ingeniero industrial de Lleida, que trabaja en la Universidad Politécnica de Cataluña un día se preguntó si una persona con una lesión medular que le impide mover las rodillas y los tobillos podría volver a andar. Cada año entre 250.000 y 500.000 personas sufren una lesión de este tipo, de hecho representan entre el 30 y 40 por ciento de los daños medulares. La falta de movilidad conlleva complicaciones como diabetes o la osteoporosis, además de complicar la inclusión social y laboral de los pacientes. En el mercado, existen exoesqueletos robóticos caros, difíciles de manejar y no adaptados para los pacientes que sólo se encuentran en hospitales grandes. Su aportación consiste en haber creado un exoesqueleto de bajo coste, ligero y personalizado que permite a los pacientes moverse con la ayuda de unas muletas.

Arrítmias cardíacas

Junto a ABLE, el exoesqueleto biorobótico, Giró y el presidente de Caixa Capital Risc, Marcelino Armenter, destacaron Corify, un proyecto liderado por el doctor Andreu Martínez, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, que quiere introducir en el mercado una nueva tecnología capaz de identificar de forma no invasiva y en tiempo real el tratamiento más apropiado para cada arrítmia. Martínez explicó que la arrítmia cardíaca afecta cada año a un millón de españoles, pero apenas se operan a 8.000. ¿Cómo se seleccionan? Su invento, tras el que hay 10 años de investigación, ayudará a discernir con una especie de camisa, sin ninguna intervención qué pasa en el corazón y cómo hay que actuar.

Hay más proyectos como Aortyx un injerto para tratar la disección aórtica, POCSIS para diagnosticar la sepsis, AMB para luchar contra las bacterias resistentes de los hospitales, herramientas contra el cáncer o mejorar la reproducción asistida.

Últimas noticias