Publicidad
Publicidad
Cataluña

Nuevas críticas y protestas contra el «moderno» belén de Colau en Barcelona

Sus detractores colocan figuras tradicionales mientras España i Catalans se movilizará el domingo

Sus detractores colocan figuras tradicionales mientras España i Catalans se movilizará el domingo.

Publicidad

Fiel a su cita con la Navidad, el belén de Ada Colau ha vuelto a generar polémica con una instalación «abstracta» y «moderna» de Sebastià Brosa que ha costado al Ayuntamiento de Barcelona hasta 114.000 euros. El alud de críticas ha sido una constante desde que se colocara en la plaza de Sant Jaume un montaje sin ninguna figura religiosa, con una mesa donde el niño Jesús está representado con una silla vacía y un babero.

Es más, los reproches se han trasladado del terreno político al privado hasta el punto de que este domingo por la tarde varios ciudadanos colocaron figuras tradicionales en el belén de Colau, otro ejemplo de la controversia que despierta en los hogares barceloneses. «Atenta contra la libertad de religión», reivindica Belén, protagonista de la acción junto a Elena y otras dos personas más de su mismo círculo.

De hecho, la polémica nació en una comida familiar al conocerse cómo sería este año el belén de Colau. «Decidimos expresar nuestra disconformidad colocando unas figuras tradicionales de gran tamaño que heredamos de nuestra madre», explica Belén.

Cabe recordar que en su primer mandato, la alcaldesa de la capital catalana optó por unas figuras en el suelo con poemas; en 2016 por un montaje con bolas transparentes; y el año pasado por unas figuras en el aire sostenidas por mástiles de madera. «Es una ofensa constante», resume la promotora de esta nueva crítica que se suma a las sucedidas en los últimos días. La próxima: Espanya i Catalans ha convocado una protesta el domingo.