MENÚ
jueves 23 mayo 2019
07:53
Actualizado

Nueve escuelas se suman al proyecto del Ayuntamiento de ensanchar las aceras

L’Eixample gana
855 metros cuadrados de nuevos espacios pacificados cerca de centros escolares

  • Ejemplo de uno de los colegios que gana espacio gracias a un chaflán de l'Eixample
    Ejemplo de uno de los colegios que gana espacio gracias a un chaflán de l'Eixample /

    Archivo

Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de marzo de 2019. 21:00h

Comentada
David Fernández.  Barcelona. 15/3/2019

El ensanche de Barcelona cuenta con un nutrido grupo de partidarios pero también con un puñado de detractores por su monotonía. La originalidad de Idelfons Cerdà en su diseño, sin embargo, está fuera de toda duda. Los chaflanes que proyectó se han revelado, a la postre, como un elemento urbanístico de posibilidades insospechadas. O quizás no y el bueno de Cerdà era consciente del legado que dejaba a Barcelona. Sea como fuere, el Ayuntamiento decidió recoger el guante y hace un año puso en marcha una prueba piloto que comienza a cobrar forma. El distrito del Eixample, de este modo, ha sido pionero en una medida para pacificar los entornos escolares. Es decir, 16 colegios han visto ampliar sus aceras o bien sumar metros cuadrados del chaflán. La iniciativa comenzó a implementarse en julio de 2016 y finalizará en las próximas semanas. En total, se ganarán 855 metros cuadrados de entornos escolares pacificados.

Así las cosas, el objetivo de la iniciativa es que estos espacios hagan más tranquilas las entradas y salidas escolares. Las aceras ganan terreno gracias gracias a la incorporación de un carril de servicio de la calzada. Otros centros, que hacen esquina, en cambio, se beneficiarán de un chaflán que también verá aumentada su capacidad. Una de las particularidades de esta medida es que se implementa sin necesidad, apenas, de hacer obras. Para ello, se colocan jardineras, gradas y tarimas para incorporar los nuevos espacios.

A día de hoy, ya hay nueve escuelas e institutos de Barcelona en los que se está trabajando en los combios y se prevé que en abril estén terminadas. La medida ha tenido muy buena acogida y hay diez centros más que esperan sumarse al programa. Estas nueve escuelas son: el Instituto Ernest Lluch, la Escuela Joan Miró, la Escuela Mallorca, el Instituto Maragall, el Instituto Balmes, la Escuela de la Concepción, la Escuela Fructuoso Gelabert, la Escuela Ramon Llull y la Escuela Tabor.

La decoración de las nuevas aceras quedan a gusto de cada colegio, pero suelen pintarse con formas geométricas o lineales, y en algunos casos con decoraciones características de cada escuela. Por ejemplo, en la Escuela Joan Miró en el chaflán de la calle de la Diputación con el de Entença se reproducirán en el suelo dibujos de las obras del mismo pintor. En el caso del Instituto Ernest Lluch se recuerda el político socialista y economista pintando una serie de signos matemáticos. La acera del Instituto Poeta Maragall se decorará con letras desordenadas del poema ‘No pierdas nunca tu norte’. Y finalmente, en la Escuela de la Concepción los alumnos han pintado la acera con dibujos aleatorios.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas