MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
07:16
Actualizado

Puigdemont admite que Cataluña podría dejar la UE con la independencia

El president asegura que cuando un matrimonio «no está fundamentado en la igualdad, lo más civilizado que hay es una separación»

  • El president durante el acto de los «Cuatro Motores para Europa»
    El president durante el acto de los «Cuatro Motores para Europa»
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

10 de mayo de 2016. 13:23h

Comentada
Barcelona. 9/5/2016

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró ayer que cuando un matrimonio «no está fundamentado en la igualdad, lo más civilizado que hay es una separación». Pero el president aún fue más allá y reconoció abiertamente la posibilidad de que Cataluña quede fuera de la Unión Europea en caso de independizarse. «No veo ninguna razón por la que Europa no debería hacer el mismo esfuerzo que está haciendo ahora para convencer a Reino Unido para permanecer en Europa» y evitar el Brexit. Es decir, Cataluña sólo estaría fuera de la UE de forma transitoria. Gracias a su potencial económico.

Puigdemont hizo estas declaraciones para la publicación Político Europeo en la que también comparó el euroescepticismo británico con el europeísmo de los «7,5 millones de ciudadanos europeos» de Cataluña y aseguró que la UE podría sostener el impacto de una separación en España porque tiene una salud de hierro, ha dicho.

El president también tuvo un acto ayer en el Palau de la Generalitat en el que Cataluña traspasó a la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes la presidencia de «Cuatro Motores para Europa», la asociación de cooperación interregional europea en la que también participan Baden-Wurttemberg (Alemania) y Lombardía (Italia). Puigdemont apuntó que esta asociación sí es un ejemplo de «matrimonio durable» y bien avenido, algo que no pasa, a su juicio, con Cataluña y el resto del Estado, que deberían apostar por una separación amistosa –asilo defendió en su discurso sin mencionar el proceso soberanista de forma directa–.

«Los matrimonios civilizados son los que duran. Son los que están fundados en una relación de igual a igual. Está previsto en el Código Civil catalán. El concepto de igualdad no equivale a eliminar las diferencias, sino en poner las diferencias en plano de igualdad», reflexionó.

Puigdemont aseguró que las elecciones del 26-J no serán decisivas para el proceso de independencia. A su juicio, Cataluña ya está emancipada del resto de España. «Ya no podemos esperar más. Estamos tomando decisiones», apuntó el presidente de la Generalitat, en un reportaje que sostiene que es de gran importancia para España y el resto de la UE saber si el proceso independentista es irreversible o una táctica para negociar más autonomía con el Gobierno. El texto también considera que el Gobierno quiere mantener España unida porque teme que una escisión de Cataluña conllevara que otras autonomías, como el País Vasco, Galicia y Valencia, también quisieran independizarse.

En otro orden de cosas, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, reivindicó «la voluntad de los catalanes de reforzar vínculos con los estados miembro de la Unión Europa», aunque apeló a superar la crisis de refugiados y que «nos volvamos a sentir orgullosos de la UE». La presidenta del Parlament apeló a «una Europa donde los catalanes queremos reforzar vínculos con los estados miembro».

Últimas noticias