Política

Sánchez-Camacho hace autocrítica pero cree que el independentismo es «minoritario»

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha hecho hoy "autocrítica"de los resultados de su partido en las europeas, que ve como un "aviso"del "desencanto"de sus votantes, pero ha rechazado los análisis "triunfalistas"del soberanismo, que en su opinión ha demostrado ser "claramente minoritario".

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha hecho hoy "autocrítica"de los resultados de su partido en las europeas, que ve como un "aviso"del "desencanto"de sus votantes, pero ha rechazado los análisis "triunfalistas"del soberanismo, que en su opinión ha demostrado ser "claramente minoritario".

En rueda de prensa en la sede barcelonesa del partido, la primera desde los comicios europeos del domingo, en los que el PPC pasó del 18 % obtenido en 2009 al 9,8 %, lo que equivale casi a cien mil votos menos, Sánchez-Camacho ha explicado que la dirección del PPC ha hecho esta mañana un "análisis serio y reflexivo"en una reunión que se ha alargado durante cerca de tres horas.

La líder popular ha atribuido los resultados obtenido por el PPC al "desencanto"de parte de sus votantes, que "se han quedado en casa"porque aún no perciben del todo los resultados de las medidas económicas para la salida de la crisis, ni tampoco la acción de Gobierno para evitar la consulta soberanista del 9 de noviembre.

"Muchos votantes del PPC no han ido a votar porque las mejoras de la economía no han llegado a sus familias, siguen manteniendo una fuerte presión fiscal y les estamos pidiendo muchos sacrificios", ha afirmado.

Pero el desencanto en Cataluña, ha dicho, ha sido "doble", ya que hay que sumar que "muchos se han podido sentir desamparados ante el incremento de un proceso independentista, cuando el PP gobierna en España con mayoría absoluta".

"Entendemos la profunda preocupación e incertidumbre por la escalada independentista, ya que quieren una respuesta más firme", ha opinado Sánchez-Camacho, quien se ha mostrado convencida de que los votantes recuperarán la confianza cuando vean los resultados de la recuperación y que "no se hará ningún referéndum".

Ha recordado así que "las acciones del Gobierno tienen sus tiempos", pero en todo caso ha insistido varias veces en que se debe "tomar nota"y saber "trasladar mejor el mensaje de firmeza, de acción de Gobierno y de tranquilidad al votante de que el proceso soberanista fracasará"y se recuperará la "tranquilidad".

Aunque ha lamentado que la campaña de los populares haya estado "condicionada"por la "escalada de acosos y amenazas", ha reconocido que "las estructuras de los partidos se han de modernizar"y ha negado que el voto popular se haya ido a otras formaciones, sino que "simplemente se ha quedado en casa".

Por ello, el PPC encargará dos informes: uno para reforzar la explicación de la acción de gobierno a los catalanes; y un segundo para examinar cómo reforzar las estructuras a nivel local para impulsar un plan de acción de cara a las municipales de 2015.

En todo caso, la dirigente del PPC ha rechazado los "análisis triunfalistas del incremento de la participación y del voto independentista", ya que "si han ido todos a votar, resulta que solo hay 1,1 millones de catalanes a favor de la independencia".

Una cifra de votantes de CiU y ERC que es "claramente minoritaria, inferior al resultado de autonómicas y no representa ni de lejos a la mayoría del pueblo de Cataluña".

Para Sánchez-Camacho, Artur Mas "ha vuelto a fracasar"y CiU "está perdiendo una hegemonía política"en favor de ERC, algo que ha comparado con "las consecuencias del Plan Ibarretxe", al tiempo que ha lamentado la "caída libre"del PSC, con una "grave crisis"que no ayuda a los partidos que se oponen al proceso soberanista.