MENÚ
miércoles 19 junio 2019
00:08
Actualizado

Shhh... los secretos de la ópera

El Liceo acoge el estreno mundial de la primera creación operística de Benet Casablancas

  • La ópera cuenta con más de 70 miembros del coro y con hasta once solistas, con Alison Cook como Lea, José Antonio López coma Ram y Xavier Sabata como Dr. Schicksal
    La ópera cuenta con más de 70 miembros del coro y con hasta once solistas, con Alison Cook como Lea, José Antonio López coma Ram y Xavier Sabata como Dr. Schicksal /

    A. Bofill

Tiempo de lectura 4 min.

06 de febrero de 2019. 08:53h

Comentada
Carlos Sala.  6/2/2019

ETIQUETAS

La ópera tiene sus secretos, sus pequeños hilos en la sombra. En realidad, es el arte total no porque conjugue música, literatura y artes escénicas, sino porque es la única forma de arte que revela todos los secretos, todos, y lohace con los más hermosos gritos. El público entra en el teatro y vive consternado y lleno de emoción este hecho, como si te descubriesen las intimidades del mundo, pero no lo hiciesen con susurros al oído, sino con la vehemencia y exaltación de ese hermoso y orgulloso grito, el canto. Alguien que dice que no le gusta la ópera, entonces, es alguien que no le gustan los milagros de la revelación y estas personas serias, cínicas y malhumoradas tienen lo que se merecen, el silencio.

Esto lo sabía bien el italiano Claudio Monteverdi, uno de los padres de la ópera, cuya estrecha unión entre palabra literaria y música creó gigantes, iluminados y locos. La música es un amplificador natural. No crea, agranda, exalta, destroza cualquier límite. Monteverdi lo sabía, y Benet Casablancas también.

El Gran Teatre del Liceu estrenará mundialmente el próximo 9 de febrero la ópera «L’enigma di Lea», del compositor Benet Casablancas, con texto del filósofo Rafael Argullol. Bajo el mismo paradigma monteverdiano, aquel que busca un equilibrio perfecto entre literatura y música, los artistas han creado una obra que busca la revelación de todos los secretos de la lírica. A todos aquellos temerosos de dios y de las óperas contemporáneas, aquí hay una que se apoya en la esencia misma de donde nació la ópera para derribar prejuicios. «Ambos tenemos estima por el género, pero la figura de Monteverdi es significativa para los dos, con esa idea de que la música es la servidora de la palabra», asegura Casablancas.

La ópera se organiza en tres actos y quince escenas, siguiendo el esquema de «exposición, scherzo y movimiento lento», como describió el compositor. A partir de esta idea, Casablancas dota a cada personaje de «“características singulares que le dan carácter: la tesitura y un tratamiento vocal diferente determinan una opción teatral». Y todo para explicar la historia mitológica de un secreto, una historia de amor sin fuga. Lea, la protagonista, es una mujer perseguida que huye, siempre, de monstruos, de furias, de pesadillas y dolores, hasta de sí misma. Atravesará el espacio y el tiempo y visitará diferentes épocas y realidades hasta encontrar el valor para decir basta. «Lea es la portadora de un gran secreto, una mujer que, después de ser sometida a circunstancias excepcionales, naufraga en la existencia, poseída por una pasión casi imposible de canalizar», comenta Argullol.

La espectacular puesta en escena corre a cargo de Carme Portaceli, mientras que la dirección musical recae en Joan Pons. En cuanto al elenco, «L’enigma di Lea» cuenta nombres ilustres como Allison Cook (Lea), José Antonio López (Ram) o Xavier Sabata (Dr. Schicksal), acompañados por un total de once solistas, un gran coro en el escenario (más de 70 coristas) y una orquesta de 78 músicos en el foso.

Un largo trabajo

El filósofo tardó seis meses en tener finalizada la primera versión de la historia, y Casablancas empleó los últimos tres años, a plena dedicación, para elaborar la música, y ya en el primer texto detectó dúos, tríos e intervenciones corales. Para Rafael Argullol, la obra es «distópica, pero también utópica, con elementos humanísticos, especialmente presentes al final del tercer acto». La expectación es máxima, y más si tenemos en cuenta que es la primera ópera catalana contemporánea en 15 años.

Últimas noticias