Jorge Javier Vázquez: «Siempre quise ser actor»

Jorge Javier Vázquez se sube a los escenarios con «Iba en serio», un musical sobre su vida

La luz, el color y la música son protagonistas del montaje
La luz, el color y la música son protagonistas del montaje

Jorge Javier Vázquez se sube a los escenarios con «Iba en serio», un musical sobre su vida.

No siempre es tan fácil decir, «mamá, quiero ser artista». A veces hay mil impedimentos, algunos reales, otros inventados, todos brutales, que hacen que confesar la verdad de lo que queremos sea el paso más difícil que realizar. El presentador Jorge Javier Vázquez nunca tuvo esa conversación con su madre. Él, un chico tímido y ansioso, quería huír, coger el autobús, dejar Badalona y todas sus miserias atrás, y llegar a Madrid para ser primer actor. Oh, en su cabeza era un actor maravilloso y todo el mundo le adoraba. Se dormía con sus aplausos y al levantarse por la mañana, todavía se escuchaban. Vivía en ovaciones de ocho horas diarias. Ah, pero dar el paso, atreverse, no, no encontró el valor. Hasta ahora. «Es fantástico tener algo que hacer pro primera vez a los 45 años. Siempre me encantó el teatro y me he podido sacar la espinita», comenta jorge Javier Vázquez.

El Teatro Tívoli acoge del 14 al 30 de julio el espectáculo musical «Iba en serio» en el que Jorge Javier Vázquez se interpreta a sí mismo y explica su relación con su madre. El salto a laos escenarios no le ha ido nada mal porque ya lo han viso más de 100.000 espectadores en su gira por España. Hubo cierta polémica por si alguien de la televisión no cometía intrusismo al querer ser actor a estas alturas, pero Vázquez asegura que el teatro siempre fue su primer amor. «No tiene mucho sentido esta polémica. Los camareros también se podrían quejar de que los actores interpreten a camareros. Tiene todo muy poco nivel, pero ha sido muy minoritario», comenta el presentador y ahora actor.

La obra está basada en la novela de Vázquez «La vida iba en serio» (Planeta) en que el presentador hablaba de su vida, su relación con su madre, los problemas que surgieron en su adolescencia y juventud, los amigos que h izo, los enemigos, sus primeros años profesionales, y cómo no había forma de abrirse ante la mujer más importante de su vida, esta madre coraje que sustentó a su familia ante viento y marea. «Muchos de mi generación reconocerán a su propia madre en el espectáculo. Al final, y es verdad, es un gran canto a la vida qeu acaba con todo el público de pie. Rién, lloran, se reconocen, se emocionan, es un gran viaje», afirma Vázquez.

Dirigida por Juan Carlos Rubio, Kiti Manver se pone en la piel de la madre. La actriz se reunió con la auténtica madre de Vázquez, incluso hicieron una lectura de la obra en su casa y la mujer acabó llorando, conmovida por lo que cuenta la obra. «Es la esencia de madre coraje, esas mujeres fuertes, trabajadoras natas, intentando comprender a sus hijos mientras éstos no le cuentan nada y sólo puede intuirlo», dice Manver. La música es el otro elemento importante de la obra, con doce canciones populares que se integran a la perfección en la historia, la de un chico en busca de su sueño.