MENÚ
lunes 24 junio 2019
01:02
Actualizado

La marcha de Uber y Cabify deja en el aire más de 3.000 empleos

La patronal de las VTC interpondrá 19 querellas contra la Generalitat por prevaricación.

  • Manifestación de Uber
    Manifestación de Uber

Tiempo de lectura 2 min.

01 de febrero de 2019. 00:51h

Comentada
David J. Fernández.  31/1/2019

«Hasta pronto, Barcelona». Así se despidió ayer Uber de todos sus usuarios en la Ciudad Condal. La plataforma de vehículos de alquiler con conductor anunció que desde hoy mismo deja de operar en la ciudad. «Tenemos malas noticias», aseguraba al más de medio millón de usuarios que tiene en esta zona, «nos vemos obligados a suspender el servicio». Es decir, unos 3.000 empleados de las compañías VTC van camino de perder su trabajo.

Así, en un comunicado, Uber responsabilizaba de esta situación a «las restricciones aprobadas por la Generalitat» en el decreto ley de los VTC aprobado el viernes pasado. A su juicio, se hace necesaria una regulación del sector, pero «justa», ya que la precontratación del servicio con 15 minutos de antelación es «totalmente incompatible» con la inmediatez de los servicios que ofrece la empresa, que, además, no existe en ningún otro país de Europa. Y se despiden: «Esperamos vernos pronto. Te echaremos de menos».

Cabify, por su parte, sigue los mismos pasos. Según la empresa, el decreto ley significa un perjuicio desde el punto de vista de la competencia y tiene como objetivo final «la expulsión directa de la aplicación de Cabify y de sus empresas colaboradoras de Barcelona y Cataluña».

Cabify también responsabiliza a la Generalitat y, en concreto, al consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, de su marcha. Le acusan de haber «cedido a las presiones y exigencias del sector del taxi». Obligar a contratar el servicio con 15 minutos de antelación «impide su operativa», tal como se conoce en el resto de ciudades en las que opera Cabify.

El anuncio de Uber y Cabify añade más incertidumbre al futuro laboral de los conductores de VTC, que buscarán resquicios legales para tumbar el decreto de la Generalitat. De momento, tres de las empresas que trabajan con licencias VTC han iniciado ya los trámites para un ERE mediante el cual se quiere despedir un millar de trabajadores. No obstante, en total, en el área metropolitana de Barcelona hay 3.000 licencias, tal y como ha comentado la Unauto VTC Cataluña. La patronal también anunció que interpondrán 19 querellas criminales por prevaricación por el mencionado decreto ley aprobado por la Generalitat.

El sindicato Elite Taxi, uno de los que ha liderado la huelga, fue de los primeros en responder al adiós de Uber. En un tuit, asegura que si «no quieren cumplir las reglas», igual «no hacían bien las cosas» ni le importaban demasiado los usuarios.

Últimas noticias