MENÚ
martes 18 junio 2019
06:13
Actualizado

El bebé de 2 meses ingresado en la UCI tras recibir una paliza de su padre tiene señales de golpes anteriores

Tiene cinco costillas rotas con signos de maltratos anteriores

Los Mossos d'Esquadra han detenido al progenitor, del 21 años

  • El pequeño se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Vall d'Hebron
    El pequeño se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Vall d'Hebron
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de enero de 2019. 09:23h

Comentada
L. R..  Barcelona. 11/1/2019

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat asumió ayer la tutela del bebé de dos meses maltratado ingresado en el Hospital Vall d’Hebron, tras abrir este viernes un expediente de desamparo e iniciar medidas de protección.

La conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias se personará como acusación particular en el caso en defensa de los derechos del menor, y por otro lado el departamento está analizando la actuación de los servicios sociales municipales, anunció el Govern.

El bebé se encuentra actualmente estable en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde los profesionales del centro activaron el Protocolo marco catalán de actuaciones contra el maltrato a niños y adolescentes, alertando a la Dgaia y al juzgado de guardia.

La conselleria de Salud abrió esta semana un expediente para investigar la asistencia previa que ha recibido en los diferentes centros en las últimas semanas.

El bebé, un niño de dos meses, está en la UCI del hospital desde al menos el sábado pasado, y tiene signos de maltratos anteriores, según informaron fuentes conocedoras del caso. A principios de semana los médicos empezaron a sospechar de que el niño había sufrido maltratos, e interrogaron a los padres, que negaron los hechos aduciendo que probablemente el niño se había dado «algunos golpes».

A raíz de las sospechas el equipo médico activó el protocolo de maltrato infantil, que fue endurecido a raíz del conocido como «caso Alba», y el padre acabó por confesar el jueves a los facultativos haber maltratado al pequeño, tras lo que fue detenido por los Mossos d’Esquadra, retirándosele la tutela del menor.

El bebé sufre un hematoma en la cabeza, un brazo fracturado y también «cinco costillas rotas con callo», lo que indica signos de maltratos anteriores, explicaron las mismas fuentes.

El padre del niño, un joven de 21 años de nacionalidad uruguaya, fue detenido el jueves en una población de la comarca del Maresme (Barcelona) por maltratar a su hijo, cuya madre es una joven catalana de 18 años.

Falta por ver ahora la evolución del pequeño, teniendo en cuenta las graves lesiones que presenta, aunque en principio su vida no corre peligro.

Últimas noticias