MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
04:31
Actualizado
  • 1

Un informe alerta de la disminución de la población barcelonesa en edad laboral

La industria prácticamente ha desaparecido de la ciudad en beneficio del sector servicios desde 2007

  • El peso del sector servicios ha ido incrementando paulatinamente mientras disminuía el de la industria
    El peso del sector servicios ha ido incrementando paulatinamente mientras disminuía el de la industria
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de noviembre de 2018. 08:33h

Comentada
David J Fernández.  Barcelona. 9/11/2018

ETIQUETAS

Cuánto ha cambiado el mercado laboral en Barcelona a lo largo de los últimos diez años de crisis?. A esta pregunta intenta responder el Consejo Económico y Social de Barcelona (CESB) con su último informe. El cambio ha sido enorme, de tal manera que se ha intensificado la terciarización y ha disminuido considerablemente tanto la industria como la construcción. Por ello, el CESB propone al Ayuntamiento una serie de medidas para rejuvenecer la sociedad y evitar que los jóvenes marchen de la ciudad ante el envejecimiento de la población barcelonesa y la disminución de la población en edad laboral. De cada 100 personas ocupadas en Barcelona, 85 lo están en los servicios; las únicas ramas de actividad donde se ha incrementado el empleo durante la crisis son la administración pública, educación y sanidad, comercio y hostelería y actividades financieras, inmobiliarias y administrativas.

«Es necesario afrontar el desequilibrio que se evidencia durante la etapa de recuperación mediante políticas que favorezcan la igualdad de oportunidades y el reconocimiento del talento femenino», apunta el CESB en el informe que ayer presentó sobre el trabajo en Barcelona en 2017. En concreto, piden que de respuesta a las expectativas socioprofesionales de los jóvenes que se tienen que incorporar al mundo laboral, así como que facilite el retorno de las personas que marcharon de la ciudad a buscar trabajo. Asimismo, el CESB considera necesarias políticas y servicios de atención de la infancia para favorecer el incremento de las tasas de natalidad para fomentar el rejuvenecimiento de la población activa.

En materia de género, el CESB sugiere políticas para afrontar el desequilibrio en la ocupación, que reconozcan el talento femenino, dado que, desde la recuperación de puestos de trabajo una vez superada la crisis, son las mujeres las más desfavorecidas: entre 2016 y 2017 los hombres ocupados registran un incremento del 4%, mientras que las mujeres solo un 0,2%.

Sobre el aumento de la contratación, el CESB apunta que el aumento de contratos no es del todo positivo, ya que la mayor variación se registra en los contratos de menos de un mes, que pasan de un 27,9% en 2007 a más del 40% en 2017. El informe muestra como en el período 2008-2017 ha habido una reducción de la población empadronada en la ciudad en los tramos de edad laboral, al mismo tiempo que aumentan los menores de 15 años y los mayores de 65; esta tendencia marca también el hecho de que disminuye la población activa y aumenta la inactiva.

Últimas noticias