Un informe señala que los niños que siguen una dieta saludable sacan mejores notas

Cuatro de cada 10 no está en su peso correcto y sólo un 17% de los padres da 3 raciones de fruta a sus hijos al día

Hasta que no se da a un niño 8 veces un producto cocinado de diferentes maneras no se familiariza con su gusto / La Razón
Hasta que no se da a un niño 8 veces un producto cocinado de diferentes maneras no se familiariza con su gusto / La Razón

Cuatro de cada 10 no está en su peso correcto y sólo un 17% de los padres da 3 raciones de fruta a sus hijos al día

Una pieza de fruta y cereales con leche o yogurt. Así empieza el día de quienes siguen una dieta equilibrada como la mediterránea. La teoría es conocida, pero sólo el 10% de las familias entrevistasdas para el V Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida la practican. Y es una pena, porque según los resultados de este estudio, impulsado por Nestlé, los niños que siguen una dieta y alimentación saludable mejoran sus notas.

«Grosso modo» se considera que un niño come de forma saludable cuando incluye en su día a día frutas, verduras frescas, acetite de oliva como aliño natural y al menos una vez por semana, legumbres, pescado y frutos secos. Lo ideal es que un plato de las dos ingestas principales, comida y cena, esté compuesto por un 50% de verduras, un 25% de hidratos de carbono y un 25% de proteínas. Pero la responsable del departamento de Salud y Bienestar de Nestlé, Laura González, alerta de que «los niños ingieren la mitad de las verduras y hortalizas de lo recomendado». Los padres no son conscientes hasta que se les pregunta y entonces reflexionan. «Hay un problema entre la percepción de lo que se come y la realidad», constata. La muestra es que el 82% de las familias afirma que sus hijos tienen un peso normal, pero sólo el 62% está en su peso ideal. Pese a que el 69% de los padres sabe que debe dar a los niños tres raciones de fruta al día, pero sólo el 17% lo hace. El 66% también es consciente de que debería dar a sus hijos dos raciones de verdura a diario, pero sólo el 54% lo cumple.

Saber ahora que comer de forma saludable ayuda a sacar buenas notas, quizás motiva a los padres a dedicar más tiempo a la alimentación de sus hijos. El informe señala que un 32%de los niños españoles saca excelentes en lenguas o ciencias,y que esta cifra asciende al 46% entre los que siguen una dieta salusable. El doctor Rafael Casas, psiquiatra y en experto en obesidad infantil, observa que los alumnos que obtienen mejores notas, además de seguir una alimentación equilibrada, son también los que hacen más actividad física, cumplen con las horas de sueño adecuadas, tienen más rutinas, relaciones sociales, y son niños que participan en el acto de comprar.

Sobre los 7 u 8 años crece la tendencia al aumento de peso porque los niños ganan autonomía y se desmarcan de sus padres, por lo que es clave consolidar buenos hábitos desde pequeños.

No se premia ni castiga con la comida

El 12% de los niños españoles sufre de obesidad, un 18% tiene sobrepeso, y sólo el 62% está en su peso ideal. Una de las causas del sobrepreso infantil son los malos hábitos alimentarios y la falta de información y de concienciación de los padres. «Hay que predicar con el ejemplo y no castigar ni premiar con la comida», dice Laura González. «Comer es un placer, también para los niños»