Buch aspira a lograr de la UE «más fondos que la media»

Pedirá, junto a empresarios y sindicatos, financiación a Bruselas

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, participó en la reunión entre Buch, empresarios y patronal
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, participó en la reunión entre Buch, empresarios y patronal

Hay que ir a por todas. Este es el mensaje que quiso transmitir ayer el conseller de Economía, Industria, Turismo y Comercio, Máximo Buch, al explicar que la Comunitat Valenciana aspira a conseguir más fondos europeos «que la media de las regiones».

Se refería al presupuesto destinado por Bruselas a la denominada especialización inteligente, un nuevo concepto ideado por la UE para que cada región se dedique a lo que realmente sabe hacer. El caso es que, tal y como explicó el propio Buch y también el presidente de la patronal autonómica (Cierval), José Vicente González, se abre una especie de competición entre las diferentes regiones, que intentarán acaparar el máximo posible de los 82.000 millones de euros que Bruselas ha presupuestado para estos proyectos hasta el año 2020.

«Hay mucha financiación europea», recordó Buch, quien anunció que pedirá fondos a Bruselas de la mano de empresarios y sindicatos. «Si no los conseguimos nosotros, se los llevan otros», dijo González, quien abogó por apostar por sectores como el sociosanitario o la agricultura que, en su opinión, deberían «maridarse» con el sector agroalimentario.

El conseller, por su parte, se mostró convencido de que en la competencia que se abrirá entre las regiones europeas, la Comunitat tiene muchas posibilidades de acaparar las ayudas comunitarias en sectores como la cerámica o el agroalimentario.

Buch y González realizaron estas manifestaciones tras presentar el borrador de la nueva Estrategia de Política Industrial (EPI) 2020, un documento que es la continuidad de la EPI 2010-2015, una hoja de ruta que no se ha podido aplicar por falta de recursos. Buch aseguró que, dadas las circunstancias actuales, la EPI 2020 nace con unas ambiciones más modestas, pero con un gran objetivo: que la industria represente el 20 por ciento del PIB valenciano en el año 2020.

El propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, asistió a la reunión que mantuvieron ayer Buch, la patronal y los sindicatos, para concretar los objetivos de la EPI.

Buch señaló tras el encuentro que el diseño de este documento concluirá en marzo aunque se concretará en un plan operativo posterior para aplicar políticas que fomenten la internacionalización, la especialización inteligente y la captación de inversiones de la UE. A partir de ahora, se abre un periodo de 20 días en el que el borrador se remitirá a otras organizaciones empresariales, de forma que puedan realizar sus propias aportaciones.