Científicos y sociedad civil, juntos por la investigación

Un informe del CVC aboga por la conservación del patrimonio audiovisual y sonoro valenciano imitando el modelo de política francés

El Consell Valencià de Cultura (CVC), lamenta el derribo del edificio del Ayuntamiento de Valencia en la Av. Aragón
El Consell Valencià de Cultura (CVC), lamenta el derribo del edificio del Ayuntamiento de Valencia en la Av. Aragón

Un informe del CVC aboga por la conservación del patrimonio audiovisual y sonoro valenciano imitando el modelo de política francés

Autoridades científicas, académicas, institucionales y representantes de la sociedad civil se darán cita en el Museo de la Ciencia Príncipe Felipe de Valencia el próximo 10 de noviembre para impulsar el fomento de la investigación científica y tecnológica como «instrumento fundamental del desarrollo económico y social valenciano», a través de la firma de un documento oficial. Así lo anunció ayer en su sesión plenaria ordinaria el Consell Valencià de Cultura (CVC).

El acto, que coincidirá con el Día Mundial de la Ciencia, y que contará con numerosas personalidades, será presidido y clausurado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, e inaugurado por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, el presidente del CVC, Santiago Grisolía, y un representante de los rectores de las universidades públicas valencianas y otro de la comunidad científica

El patrimonio audiovisual

El pleno del CVC también aprobó un informe, presentado por Ana Noguera, en el que se hace un llamamiento a conservar el patrimonio audiovisual y sonoro valenciano poniendo como ejemplo la política francesa para la preservación y recuperación de este tipo de bienes culturales. Asimismo, este informe es como una extensión del anterior acuerdo presentado por la institución que alertaba sobre la necesidad de asegurar la protección y el uso social de los archivos sonoros y audiovisuales de la antigua Radiotelevisión Valenciana (RTVV).

Siguiendo en esta línea, Noguera considera «imprescindible y urgente» la digitalización de estos archivos, así como la necesidad de una «fuerte voluntad política» para ello. Asimismo, reclama una «concienciación social» sobre la necesidad de preservar estos documentos, e impulsar normas legislativas para localizar, describir y digitalizar todo el patrimonio audiovisual valenciano, tanto público como privado.

En otro orden de las cosas, el Consejo presidido por Santiago Grisolía también aprobó un informe complementario a la declaración de Bien de Interés Cultural del monasterio de la Trinidad de Valencia en relación a sus bienes inmuebles y lamentó el derribo del edificio del Ayuntamiento de Valencia situado en la Avenida Aragón.