Cumpleaños solidario, los regalos son para los «sin techo»

Pablo Badía celebra sus 20 años desayunando con los más necesitados

Los jóvenes invitados al cumpleaños recorrieron las céntricas calles de Valencia para desayunar con las personas sin hogar
Los jóvenes invitados al cumpleaños recorrieron las céntricas calles de Valencia para desayunar con las personas sin hogar

Valencia- «¿Por qué no dedicar un momento tan especial como es un cumpleaños a los demás?». Esta es la reflexión que hizo Pablo Badía antes de decidir celebrar sus veinte años ayudando a los más necesitados. Ayer, este joven, junto a más de una decena de amigos, recorrió las calles del centro de Valencia e invitó a desayunar a los más afectados por la crisis económica.

A las ocho menos cuarto de la fría mañana de ayer, el grupo de jóvenes del centro Arrupe-Jesuitas partió de la Gran Vía Fernando el Católico buscando a personas sin hogar. Con ellos, además de café con leche y bocadillos de fiambre, compartieron experiencias. Escucharon sus testimonios, sus problemas y cómo lo han perdido todo hasta verse viviendo en la calle. En total, Pablo y sus amigos atendieron a más de 40 «sin techo».

Que ayer cumpliera veinte años era solo una excusa para «celebrar la vida de una manera distinta, con los que más sufren». En este sentido, explicó que le inspiraron las palabras del papa Francisco cuando animó a la Iglesia a salir a la calle.

Con esta iniciativa solidaria, quiere ser luz para otros muchos jóvenes que quieren luchar contra las desigualdades. En este sentido, reivindicó el compromiso de la juventud, que es compatible, en su opinión, con otro tipo de ocio.

En cualquier caso, consideró necesario un cambio de chip a la hora de entender el cristianismo. Así, subrayó que la Iglesia no es la jerarquía, sino las personas que sufren y aquellos que están a su lado. Pese a ello, consideró positivo realizar un ejercicio de autocrítica. «La Iglesia ha cometido también muchos errores. Con la crisis económica, quizás no haya hecho todo lo necesario».

Este desayuno solidario no será la última iniciativa que Pablo Badía organice. Aunque no sea con motivo de su cumpleaños, continuará desempeñando labores de voluntariado y colaborando con las Asociaciones sin ánimo de lucro.

El día de los sin hogar

Precisamente, ayer se conmemoró el día de las personas sin hogar. Para visualizar su situación, la Mesa de Coordinación Técnica de Personas Sin Hogar de Valencia (La inter) celebró una batucada en la calle Caballeros de la capital del Turia .

Las entidades que forman parte de esta organización atendieron durante el año 2012 a 1.145 personas, de las cuales, el 28 por ciento eran socorridas por primera vez.

En cuanto a su perfil, el 85 por ciento eran hombres y un 72 por ciento, españoles, con una edad mayoritaria de 41 a 50 años.

Con respecto a su situación personal, el 52 por ciento, según los datos de La inter, presentaban adicciones, el 28 por ciento al alcohol, el 14 por ciento a las drogas y el tres por ciento al juego.

Solo el 15 por ciento presentan una enfermedad mental diagnosticada, un cinco por ciento, enfermedad común y un cuatro por ciento una infecto-contagiosa.

La entidad denunció que este colectivo no tiene las mismas facilidades en el acceso a la asistencia sanitaria que el resto de los ciudadanos, «especialmente, aquellas personas que padecen una enfermedad crónica o mental, las convalecientes que reciben el alta hospitalaria sin tener un lugar donde recuperarse y las inmigrantes en situación irregular». Reclamaron una mayor coordinación socio-sanitaria.